La banda de ska más famosa de Macas hizo moshear a Cuenca

Música
Oct, 2018
Artículo por Amyr Sarmie
Este artículo tuvo: 395 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail


  • Fuente: Carlos Maldonado. IG: @yeye.cm

    El ska de Ayawaska y de Los Despachos llenó de saltos y mosh nuestra casa, República Sur. El show empezó poco después de las 9 pm con Burdel Blues, una banda de covers que tocó algunas de las canciones más icónicas y populares del rock universal.

    A continuación era turno de los cuencanos Los Despachos, quienes salieron al escenario con esa fuerza y esa potencia que tanto los caracteriza. Su interpretación también tuvo esa fuerza, sin embargo, también se sintió falta de vida y fraseo. El contrapunto vocal tampoco fue perfecto, pues no siempre llegaba a darle a la nota. Lo que sí que estuvo bastante prolijo en el ska de los cuencanos fue la línea de bajo, la cual se lució no sólo por dotarle de identidad propia a la banda, sino también porque el Groove siempre estuvo lleno de vida.

    El ska bajó el volumen y el rock volvió al escenario con el siguiente invitado: El nuevo proyecto de Jordy Guzmán, al cual todavía le falta destreza sobre las tablas.

    Hasta que por fin, los más esperados arrancaron con su ska. Ayawaska no sólo lució su potencia y su energía, sino que las contagió gracias a sus canciones y a un dominio del público que casi rompe las paredes de República Sur. No podemos negar que la trompeta estuvo un poco floja y que la interpretación se la sintió desprovista de un fondo, sin embargo, como punto positivo, esta última se caracterizó por ser fluida y espontánea. Aunque es cierto que muchas de sus canciones tienen gritos, también es cierto que estos casi siempre estuvieron bien afinados.

    Después de su show lleno de ska, Pablo Castro, guitarrista de Ayawasca, manifestó que “siempre es chévere venir a Cuenca, […] siempre sentimos el cariño de la gente aquí”. Pablo también nos comentó que ese cariño de la gente y ese dominio del público se debe a toda esa experiencia que han ido acumulando como banda, “pero lo más importante es el cariño que nos tiene la gente, porque nuestra música es sencilla, descomplicada… simplemente decimos lo que «nos sale de la barriga».”

    De hecho, el concierto de este viernes 28 de septiembre fue especial en ese sentido, porque tuvo música fluida, espontánea y visceral. Por ahora sólo nos queda esperar por el nuevo material que ya está grabando Ayawasca y del que muy pronto podremos disfrutar.

    Fuente: Carlos Maldonado. IG: @yeye.cm


    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS

    Amore es «mirar la mierda directamente a los ojos»

    Teatro del Cielo es una compañía reconocida ya a nivel internacional no sólo por esa distinguida identidad escénica sino también ...

    Leer más

    El Haiku O La Poesía De La Sutileza Y La Brevedad

    (A propósito del libro de haikú Desde algún árbol, de Mauricio Pino Andrade)   Para comprender la naturaleza y cualidades del haikú ...

    Leer más

    En defensa de la producción cinematográfica y audiovisual local

    Hay un bien y un mal en el campo cinematográfico y audiovisual de Cuenca: por un lado, proliferan las gestiones ...

    Leer más

    Contracultura latinoamericana hoy

    “En un sentido más amplio, hablar de autogestión implica hacer uno mismo su propia gestión para crear y desarrollar su ...

    Leer más

    Grunge tree man

    De mis abuelos y mis bisabuelos

    (Tratado ornitológico sobre genealogía)   El viento atrapa el pálido ardor de las nubes A eso de las cuatro de la tarde Se cuela por ...

    Leer más

  • ÚLTIMA EDICIÓN