Un diálogo macanudo, entrevista con Liniers

Entrevistas
Dic, 2019
Artículo por Cristina Flores
Este artículo tuvo: 248 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail


  • Fuente: Liniers

    Cuando hablamos de Liniers, seguramente pensamos en sus tiras de Macanudo. Sin embargo, el trabajo de este grande ha estado presente en diferentes artes y escenarios diversos, que van más allá de la ilustración. Personalmente, recuerdo haberlo conocido por un video en vivo del músico Kevin Johansen, en el que el dibujante aparece ilustrando una canción. Después de conocer mejor sus historietas y personajes, empecé a interesarme más por su arte. Hace un año, cuando supe que Liniers presentaría un show de comedia, acompañado de otro de mis ilustradores preferidos: Alberto Montt, en Quito, no dudé en asistir. Después de algunos contratiempos y dificultades técnicas, disfruté de una gran noche, llena de humor y emociones diversas junto a personas muy queridas. Ahora, a pocos días de disfrutar en Cuenca del show de Stand Up Ilustrado de Liniers y Montt, quisiera compartir esta entrañable entrevista realizada al Conejo.

     

    ¿Qué cómics han marcado tu vida?

    Bueno, yo empecé a leer con Mafalda, que podría decir que es mi influencia más temprana, también Astérix y Tintín. Cuando era chico, encontraba siempre las historietas que quería leer en ese momento y después, con el tiempo, fui creciendo y buscando nuevas historietas y nuevas aventuras. Entonces descubrí El Eternauta, Maus de Art Spiegelman o historietas como Calvin and Hobbes.Hay un montón, la verdad es que cualquier lista se queda muy corta, pero yo mencionaría esas, solo por mencionar algunas.

     

    ¿Tienes algún ritual previo cuando escribes e ilustras?

    No, generalmente en la mañana me hago un café o un mate, dependiendo de cómo me despierte, paseo al perro y me siento a ver qué es lo que sale cada día. Yo dibujo las historietas por las mismas razones que supongo que la gente las lee, para ver qué es lo que va a aparecer. Así que estoy en las mismas condiciones que todos los demás.

     

    ¿Quiénes dirías que son los principales referentes en tu trabajo artístico?

    Además de obviamente muchísimos dibujantes de historietas que me influyeron y continúan haciéndolo hasta el día de hoy, también hay influencias que van por afuera del mundo de la historieta: películas, libros o músicos. Todo lo que de alguna manera miro y me genera algún tipo de emoción, puede ser desde angustia o miedo, como alguna novela de Stephen King, reírme de algo de Chaplin, de Woody Allen o de Monty Python. Creo que todo me influye, incluso cosas que pensarías que no tienen mucho que ver con mi estilo o mi tipo de dibujo, pero la influencia está allí. Autores como Vonnegut o Steinbeck, Cortázar, Borges, hay tiras que yo las veo súper borgianas y no soy un ávido lector de Borges, pero cada tanto uno se mete en laberintos.

     

    En tu carrera ¿te has encontrado con alguno de ellos?

    Sí, me he encontrado con héroes personales. Conocí a Quino, a Fontanarrosa, en algún momento me crucé con John Cleesede Monty Phyton, con Matt Groening y toda esta gente que uno admira y tiene en pedestales. Luego, cuando los conocés, te das cuenta de que son gente muy simpática, querible, es gente muy común, muy accesible. Es lindo cuando uno se cruza a sus héroes y no terminan siendo unos idiotas. En ese sentido, tuve mucha suerte, me he cruzado con héroes adorables.

     

    ¿Cuál fue tu primera publicación?

    Empecé haciendo fanzines y dibujos para la universidad donde estudiaba. Así que toda mi primera época es muy autogestionada, y lo lindo de la autogestión y la autopublicación es que uno dibuja lo que uno quiere. No tenía que adaptarme a ningún tipo de medio, ni nada. Así que me acostumbré a trabajar con esa libertad, y una vez que ya empecé a trabajar más profesionalmente, siempre quise esa libertad, poder dibujar lo que yo quiero, incluso si mis editores o en muchos casos lectores no entienden para dónde va la cosa. Yo necesito esa libertad.

     

    Sabemos que has incursionado en televisión con la miniserie Eléctrica, así como en los sketches de Momento con Liniers. Cuéntanos un poco sobre esta experiencia.

    Sí, cosas como Eléctrica o Momento con Liniers,que hice con Esteban Menis, son pequeños experimentos que uno hace. Lo mismo puedo decir delos shows con Alberto Montt o Kevin Johansen, y es básicamente acercarse a otra persona por la que uno tiene cierta admiración por su talento a ver qué pasa si trabajás con ella. En la historieta mía, en Macanudo, en todos mis libros, generalmente hago todo lo que yo quiero, no le pregunto nada a nadie; por ahí a mi mujer de vez en cuando, pero cuando uno se pone a trabajar con alguien, te saca cosas de adentro que no sabías que tenías.Si uno fuese un tenista, visitas lugares de la cancha cuando estás jugando con otra persona que cuando uno juega contra el paredón no visita. Así que siempre me sirve para salir de la zona de confort, salir de donde yo suelo trabajar y meterme en los jardines de esta gente. Siempre es interesante y divertido.

     

    ¿Cómo surgió la idea de un Stand Up Ilustrado?

    Con Alberto Montt siempre tuvimos un humor muy parecido. A los dos nos gusta el humor negro, decir barbaridades o tratar de hacernos reír entre nosotros. Desde que lo conocí, fue muy rápida la manera en que nos hicimos amigos, uno siente a veces con algunas personas como una química o una afinidad estética, humorística, intelectual o lo que sea, romántica. Con Alberto siempre me pasó eso, que me hace reír y que lo hago reír. En algún momento nos dimos cuenta de que podíamos subir esa dinámica a los escenarios y que la gente se reía también y después de eso nos dimos cuenta de que podíamos cobrarle a esa gente y que podíamos viajar por el mundo sin tener que pagar y que nuestras mujeres nos iban a permitir irnos de gira cada tanto porque volvíamos con el dinero que esta buena gente, este querido público, nos entrega para hacerlos reír un rato.

    Así que con Montt me pasó eso, algún tipo de conexión que en su momento también tuve con Kevin Johansen. La onda, la conexión, la química, está todo como en el mismo riel y entonces es cuestión de subirse y ver dónde uno termina, yo con la suerte de que terminé con estos dos amigos viajando por el mundo y haciendo de esta vida algo mucho más interesante.

     

    ¿Qué características resaltarías de la gira “Esta vez va en serio”?

    Igual que ahora Los Ilustres, todo el tiempo el show está cambiando de manera orgánica. Metemos cosas, sacamos cosas, algunas nos gustan mucho y no las podemos sacar, pero en líneas generales las piezas están moviéndose todo el tiempo. Básicamente también porque yo creo que a mí me hace gracia que se divierta Montt y a Montt le hace gracia hacerme reír a mí, así que en los escenarios todo se va moviendo.

     

    Si hay gente que ha ido a vernos en shows anteriores, por ahí reconoce ciertas cosas, clásicas, por decirlo así, y otras nuevas. Esa es la manera muy irónica, que creo que se le ocurrió a Alberto, de decir que no nos sale hacer cosas en serio. Así que voy con mucho entusiasmo. Desgraciadamente, íbamos a hacer el show en otras épocas, otras fechas, pero tuvimos que suspender porque América Latina parece estar despertándose de ciertos letargos. Las protestas y esos movimientos populares hicieron que el show no se haga, pero en líneas generales me parece que el show es menos importante que las exigencias de los pueblos. Esperemos que podamos ir esta vez.



    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS

    Amore es «mirar la mierda directamente a los ojos»

    Teatro del Cielo es una compañía reconocida ya a nivel internacional no sólo por esa distinguida identidad escénica sino también ...

    Leer más

    El Haiku O La Poesía De La Sutileza Y La Brevedad

    (A propósito del libro de haikú Desde algún árbol, de Mauricio Pino Andrade)   Para comprender la naturaleza y cualidades del haikú ...

    Leer más

    En defensa de la producción cinematográfica y audiovisual local

    Hay un bien y un mal en el campo cinematográfico y audiovisual de Cuenca: por un lado, proliferan las gestiones ...

    Leer más

    Contracultura latinoamericana hoy

    “En un sentido más amplio, hablar de autogestión implica hacer uno mismo su propia gestión para crear y desarrollar su ...

    Leer más

    Grunge tree man

    De mis abuelos y mis bisabuelos

    (Tratado ornitológico sobre genealogía)   El viento atrapa el pálido ardor de las nubes A eso de las cuatro de la tarde Se cuela por ...

    Leer más

  • ÚLTIMA EDICIÓN