¿Re(e)volution programada?

Columnistas
Abr, 2019
Artículo por Rocío Pérez*
Este artículo tuvo: 158 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail


  • No quería hablar de feminismo(s), pero aún tengo resaca del 8 de marzo y ese grito atronador de millones de mujeres en muchos países del mundo exigiendo un «basta ya», que para mi gusto, debería ser indefinido. Porque sí, porque estamos hasta el moño y hasta el coño de aguantar, de dejar pasar, de sonreír con cara de circunstancia, de callar, de ser histéricas, de estar «en esos días», de cobrar menos por los mismos trabajos (cuando tenemos trabajo pagado), de cuidar porque nos toca por complot cósmico-social, de tener que tener cuidado cuando sales, entras o respiras. Porque cualquier excusa es buena para tener la culpa de todo lo que nos pasa y que, «oh, sorpresa», nos lo suele hacer un hombre. Hablo de seguirnos, secuestrarnos, violarnos y matarnos. Qué duro es leerlo, ¿verdad? Sinceramente, me preocupan más las mujeres que lo viven y las que han dejado de vivirlo porque las asesinaron. Igual deberían quedarse ustedes en casa, así nosotras podríamos disfrutar tranquilas del espacio público o podrían ir todos a una isla, así también estaríamos tranquilas en nuestros hogares (de las casi 87 000 mujeres reportadas como víctimas de homicidio en todo el mundo durante 2017, alrededor del 34% fueron asesinadas por su pareja y el 24% por un familiar. Esto equivale a unas seis mujeres asesinadas cada hora por personas que conocen. Informe de la ONU del 2018 que pueden buscarlo en internet porque para el porno y otras cosas no necesitáis ayuda). 

    No se ofendan, chicos, #notallmen, que ya sabemos que no va con todos. Que son buena gente. Un poco cómodos en sus privilegios y se organizan poco contra los machistas de manual, pero ya estamos nosotras para eso, total, una cosa más en nuestra agenda diaria, pues qué más da. Ustedes, chicas, tampoco #yesallwoman, esto de ser una supergirl sin capa es chévere. Si casi ya hemos aprendido a no dormir.   

    Un resumen de la antijornada:

    Ellos.

    ¡Oh no! Ya está una loca del «holocausto de camisas sin planchar» (por todas y todos es conocido nuestro famoso genocidio de arrugas y rayas al medio) vociferando por una igualdad que ya tienen (debe ser en los papeles mojados, esos llamados constituciones). Pero si las mujeres son peores que los hombres (¡cómo les encanta azuzarnos unas contra otras para mantenernos entretenidas y no ver lo que tenemos que ver!). A los hombres también nos matan (sí, otros hombres). ¿Y las denuncias falsas, de esas no hablas? (por ejemplo, en España, entre 2009 y 2016, las condenas por denuncias falsas fueron 79, frente a las 1.055.912 denuncias reales por violencia de género presentadas en esos ocho años. El 0,01%, datos públicos de la Fiscalía General del Estado en España… léelo y hablamos cuando quieras). Si lo tienen todo (en tarros en conserva). Si las tratamos como unas reinas (más bien consortes). Ya me gustaría a mí estar en casa sin dar un palo al agua (juraría que siempre que estás en casa, lo estás). Ya las quisiera ver yo en la construcción (las hay y habría más si no fueses un capullo integral que las trata como basura), poniendo ladrillos (y adoquines mijito). Eso sí que es un trabajo de hombres, de machos (vamos, que es que me pongo a pensarlo y el cuerpo se me llena espontáneamente de vello orangutanal y me dan unas ganas irresistibles de golpearme los pechos con los puños como si no hubiese un mañana).

    Ellas.

    Es que esas, son de las peores (¡somos las nietas de las brujas que nunca pudisteis quemar!). Son tan poco femeninas (es que somos más feministas). Míralas, haciendo huelga (sí, incluso lo hacemos por mujeres como tú). Las feministas mostramos nuestro feminismo trabajando en este sistema capitalista que nos provee de todo (creo que querías decir las feministas liberales en un sistema que nos explota, vocaliza mentalmente, guapa). Porque es bueno para la economía (la de tu mansión quizás). ¿Esas?, esas no me representan (claro, porque tú tienes voz y voto hoy, porque te tocaron en la lotería). ¿Feminista yo? Que va, ni machista ni feminista (haznos un favor y lee algo, gracias. Por ejemplo, sin ser yo muy devota de la Real Academia de la Lengua. Feminismo: 1. m. Principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre. 2. m. Movimiento que lucha por la realización efectiva en todos los órdenes del feminismo. Esto también lo podéis consultar cerca del porno). Yo es que creo en la igualdad, no en las feministas (tenéis tan poca memoria histórica, desagradecidas y des(a)graciadas).  

    Elles.

    Capitalismo.

    Ya verás lo que da de sí un anuncio de Gillette repudiando la masculinidad tóxica (tres millones de hombres que nunca han comprado su propia hoja de afeitar han dicho en las redes que van a dejar de comprarla). Y después el de Nike (así mientras las mujeres occidentales se emocionan, seguimos esclavizándolas en otras partes para coser lo que les vamos a vender a precio de oro a las de clase media-alta de las zonas privilegiadas del mundo). Y el 8 de marzo paren todas, un rato, hasta un día si queréis. Y si se pueden juntar en las plazas a las siete de la tarde, mejor. Que se les vea a todas, eufóricas, de morado, luchando por sus derechos, por ser personas, por ser seres humanos, en el 2019. Y espero que sean millones. Porque el capitalismo es bueno y las democracias son buenas. Y les dejan hacer esto. ¿Ven qué bien funciona todo? ¿De qué se quejan?

    Pepito Grillo.

    ¿Y si intentamos hacer una huelga indefinida de consumo o cuidados, a ver lo que pasa?


    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS

    Amore es «mirar la mierda directamente a los ojos»

    Teatro del Cielo es una compañía reconocida ya a nivel internacional no sólo por esa distinguida identidad escénica sino también ...

    Leer más

    El Haiku O La Poesía De La Sutileza Y La Brevedad

    (A propósito del libro de haikú Desde algún árbol, de Mauricio Pino Andrade)   Para comprender la naturaleza y cualidades del haikú ...

    Leer más

    En defensa de la producción cinematográfica y audiovisual local

    Hay un bien y un mal en el campo cinematográfico y audiovisual de Cuenca: por un lado, proliferan las gestiones ...

    Leer más

    Contracultura latinoamericana hoy

    “En un sentido más amplio, hablar de autogestión implica hacer uno mismo su propia gestión para crear y desarrollar su ...

    Leer más

    Grunge tree man

    De mis abuelos y mis bisabuelos

    (Tratado ornitológico sobre genealogía)   El viento atrapa el pálido ardor de las nubes A eso de las cuatro de la tarde Se cuela por ...

    Leer más

  • ÚLTIMA EDICIÓN