A propósito del libro “Historia gráfica de las casas flotantes del Ecuador”

Social & Opinión
Jul, 2016
Este artículo tuvo: 228 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar


Un elemento clave a lo largo del proceso evolutivo del ser humano ha sido su constante capacidad adaptativa y su cultivada habilidad por obtener respuestas para subsistir y desarrollarse en comunidad. Ese continuo aprendizaje, síntesis de una observación directa sobre el medio natural en el que se desenvuelve, y su acumulación de experiencias conforman su aparataje cultural, tecnológico y científico en cada momento histórico.

En ese sentido, la balsa o casa flotante constituyó un elemento significativo de adaptabilidad, que no ha contado hasta el presente con un reconocimiento histórico, patrimonial ni cultural. Su percepción e identificación en Ecuador han quedado restringidas a un segmento social minoritario en precarias condiciones, que no ha tenido los medios ni la capacidad reivindicativa adecuada para defender su propia tradición, como tampoco le han concedido el espacio apropiado para ser escuchados.

El cantón de Babahoyo, cabecera provincial de Los Ríos, es hoy día el último reducto territorial ecuatoriano donde se emplaza este tipo de manifestación constructiva ancestral. La situación actual que presenta ese complejo flotante es de extrema gravedad: se encuentra al borde de su extinción definitiva, más si no se adoptan medidas urgentes al respecto. En estas últimas décadas se ha corroborado un rápido descenso en el número de balsas flotantes: a finales de la década de los ochenta del pasado siglo XX se contabilizaban unas 180 viviendas flotantes a ambas orillas del río de Babahoyo, en 2012 se reducía a medio centenar y ya en 2016 subsiste a duras penas una docena.

Esa progresiva reducción ha venido determinada por la intervención directa de las distintas políticas de reubicación emprendidas por el Municipio de Babahoyo desde mediados de los años noventa del siglo XX y por el reasentamiento llevado a cabo en estos últimos meses por el Ministerio de Vivienda de Ecuador (Miduvi). Estas intervenciones venían argumentadas desde la esfera institucional como un intento por transformar un escenario de marginalidad y pobreza.

Esa medida adoptada, a nuestro juicio, no abordó la verdadera “cuestión de fondo”, pues el proceso de desmantelamiento de las balsas —ubicadas en un espacio de crecimiento y adecuación de la Ciudad— parece responder más a un instrumento de planificación insertado en el proyecto de regeneración urbana del malecón de Babahoyo planeado por el Municipio, que a una estructurada política de acción social.

Resulta evidente que en esa toma de decisión no se entró a valorar “la raíz del problema”, que es eminentemente social. Pues un “problema social” de estas características no se resuelve unilateralmente a través de una política de desalojo y/o reubicación. Además, a corto plazo estas reubicaciones pueden agudizar y acentuar aún más el estado de precariedad y marginalidad social de este grupo humano, ya que se ha provocado una ruptura y desvinculación con un medio que al menos le permitía una subsistencia en torno al río (poco más de un 1/3 se dedicaban a la pesca y casi un 20% de las mujeres a la lavandería). De modo que los reubicados han perdido las escasas herramientas de producción de que disponían. Estas políticas de reubicación tampoco vinieron acompañadas de un paquete de medidas dirigidas a fomentar una reinserción social y laboral de los balseros. En definitiva, la reubicación no da respuesta al problema social existente.

Por otro lado, la adopción de esta decisión tampoco parece haber evaluado el contenido histórico-patrimonial de las balsas flotantes, como un instrumento de consolidación identitaria fluminense, ni contemplado su enorme potencial como recurso múltiple, tanto en la articulación y diseño de la nueva ciudad, como en su posible contribución como agente impulsor de un desarrollo local sustentable.

Esta dinámica va a tener como desenlace la liquidación definitiva del último vestigio de una “cultura anfibia” asentada en Ecuador, la desaparición de un patrimonio único, exclusivo y singular en el marco ecuatoriano, y la pérdida de un patrimonio material e inmaterial asociado, que en épocas pasadas contribuyó sin duda a la integración del espacio y a la conformación nacional.

Ante este panorama, y con la finalidad de invertir esta tendencia, presentamos en 2015 un proyecto de revalorización de estos inmuebles flotantes, bajo una perspectiva de desarrollo local integral, al Gobierno Descentralizado Municipal de Babahoyo y a otras instituciones. Sin embargo, nunca se obtuvo respuesta alguna al respecto.

Afortunadamente, la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión” acogió, desde un primer momento, y con gran interés y entusiasmo la propuesta de edición del libro

Historia gráfica de las casas flotantes en Ecuador. En su estudio preliminar se aborda el importante papel histórico que este tipo de hábitat supuso para Ecuador, y se enriquece, además, con una amplia selección gráfica que intenta cubrir los últimos cinco siglos. Debemos señalar que esa publicación nacía con la idea de sensibilizar a los responsables públicos, a los agentes culturales y a la sociedad en su conjunto sobre la necesidad de preservar, conservar, difundir y provocar un reencuentro con un patrimonio ancestral casi desconocido y que, además, puede convertirse en un motor de desarrollo económico, social y cultural sostenible, complementario y diversificado en el ámbito cantonal y provincial.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS
    Ph: Jorge Peláez Salinas

    EVHA viene acompañado de un artista Internacional

    La banda de Mateo Kingman, EVHA, se dio una vuelta por las 3 ciudades principales de Ecuador junto a los …

    Leer más

    El ahogado (César Dávila Andrade)

    Salir en la noche, pálida ya de aurora,
    y elegirse entre los ahogados más humildes en el Señor.
    César Dávila
     
    Yo fui el …

    Leer más

    Poesía quemada

    …/Y te quemaré en mí, Poesía!…/
    César Dávila Andrade
    Así con el fragor de una batalla, con el estrépito de la metáfora, …

    Leer más

    Entrevista a Jorge Dávila sobre la vida y obra de César Dávila

    Las pasiones, las profundas búsquedas y la vida bohemia de César Dávila Andrade están muy presentes en cada una de …

    Leer más

    César Dávila Andrade

    Hace algún tiempo, para la Biblioteca de Autores Ecuatorianos, BAE, de la Universidad Particular de Loja, escribimos una reseña biográfica …

    Leer más

  • AGENDA REPÚBLICA SUR
  • ÚLTIMA EDICIÓN