Intervención urbana, arte y poder

Social & Opinión
Oct, 2017
Artículo por María Cecilia Picech
Este artículo tuvo: 262 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar

Fuente:

Una pared es una gran arma, es una de las más

peligrosas cosas con las que puedes golpear a

alguien Banksy.

En Silva, 2014

Generalmente, al pensar en ciudades no solemos evocar al arte que la habita y configura. Tampoco al hablar de arte nos referimos a su marco urbano de contención, reflexión y acción. Sin embargo, la ciudad y el arte se configuran en íntima relación, construyendo múltiples y complejos vínculos.

En este escrito no llegaré a esbozarlos todo, tampoco es esa mi intención. Lo que sí pretendo es presentar ideas que nos permitan pensar en el arte en/de la ciudad y la ciudad de/en el arte en contextos cambiantes de lo urbano, donde las relaciones del pasado son subvertidas y aparecen otras, a la vez que se proyectan nuevos espacios artísticos.

Para Argan (1998), pensador y crítico de arte italiano, la ciudad se identifica con el arte al ser la concurrencia de todas las técnicas artísticas. En este sentido, la ciudad aparece como obra o práctica artística porque construye de forma permanente la forma ciudadana a partir de espacios imaginados y narrados.

De acuerdo a Jean Luc Nancy (2011), el arte como «técnica de un fin que desborda el concepto de fin» pertenece a lo común y no a la ciudad. Y aquí podemos pensar que lo común, fundamento ciudadano de una vida en sociedad, aquello por lo cual compartimos un sentido y nos relacionamos, puede estar propiciado, permitido y/o perseguido en una ciudad determinada. Más bien, nos lleva a entender que mientras algunas prácticas artísticas son exaltadas, subvencionadas y legitimadas, otras son ocultadas, censuradas y estigmatizadas.

Estas consideraciones en torno al poder, en lo que respecta a la institucionalización o no del arte, pautan los espacios que éste ocupa, como práctica social y estética, en una ciudad determinada. Por un lado, están los espacios de arte legitimados como museos, auditorios, teatros, cines y los monumentos de diferentes personajes de la historia y el espectáculo, que se consideran recintos artísticos «por antonomasia», ya que no deben disputar socialmente su sentido como lugar/objeto de arte y/o práctica artística. Una muestra o una performance en uno de estos espacios se considerad arte sin peros, al igual que sus cultores, artistas.

Por otro lado, el arte rebasa estos espacios. Al caminar las calles de cualquier urbe latinoamericana vemos grafitis, stencils, malabares, grupos de breakdance, freestyle, muestras de fotografía, performance artísticas de todo tipo: teatrales, musicales, circenses, y otras prácticas. Centros culturales comunitarios, independientes –incluso improvisados–, parques y esquinas funcionan de escenarios públicos para dejar una impronta estética, manifestarse, expresarse, dejar una impresión, rimas, imágenes o reflexiones compartidas, con quienes, fueron hasta ahí decididamente o «se encontraron» con las representaciones.

Estas expresiones adquirieron, en los últimos años, cierto reconocimiento institucional por los municipios, ONGs y fundaciones, que comenzaron a trabajar con ellas, siendo conscientes de su potencial como prácticas estéticas, sociales y políticas en el espacio público. Ya sea para «embellecer» la ciudad, trabajar con grupos sociales vulnerables y/o hacer campañas políticas o de concientización, estas manifestaciones empezaron a ser subvencionadas y tenidas en cuenta por las autoridades. Sin embargo, se encuentran insertas en marcos jurídicos, administrativos, políticos y culturales que no las reconocen como prácticas artísticas legítimas –considerándolas vandálicas, ilegales e incluso no-arte–, sus cultores son perseguidos por no acatarse a las normativas urbanas contemporáneas que privatizan y mercantilizan los espacios públicos, y dificultan su accionar y expresión en las ciudades.

El arte es un concepto en disputa que cambia en el tiempo y en el espacio, pero que su presencia en la ciudad indica una marca, proyección y construcción simbólica de los ciudadanos. Esas marcas pueden ser, como señala Nelly Richard (2005), vectores de reproducción social o resignificación creativa y desobediente a los modos pautados de ser y habitar las ciudades, definidos en particulares marcos de poder, participación y/o represión social. Es nuestro deber como artistas y académicos pensar estos cruces para generar espacios urbanos más inclusivos, democráticos y abiertos a las prácticas artísticas y culturales que se desarrollan en las ciudades ecuatorianas. Estas nos hablan tanto del artista y su obra como de los sentidos que compartimos o nos enfrentan como ciudadanos que habitamos –y no solo ocupamos, sino que también representamos– un espacio común.

Entre 3 y el 6 de octubre de 2017 a partir de las 18h00, se llevará a cabo el ciclo Arte+Ciudad en República Sur. Esta es una actividad complementaria del Congreso de Estudios Urbanos CIVITIC, que se efectuará en la Universidad del Azuay y será organizada por CIVITIC, una red de estudio conformada por trece universidades de Ecuador. Se abordarán cuatro ejes clave de los estudios urbanos: Patrimonio, Derecho a la Ciudad, Economía Urbana y Gobernanza con el fin de afianzar los conocimientos y posibilidades de acción pública en las ciudades ecuatorianas y sus problemáticas.

En este contexto, en el Ciclo Arte+Ciudad se presentarán artistas/ activistas cuencanos que nos contarán sobre su trabajo en/con la ciudad, ya sea que se fundamenten en ella para manifestar su práctica artística o reflexionen sobre la ciudad desde un modo artístico de pensar. El martes 3, abriendo el ciclo, los alumnos de AULA, Escuela y Laboratorio de Fotografía, nos presentarán su exploración de Cuenca a través de la lente de sus cámaras, en el trabajo que titularon Mi Ciudad. El miércoles 4, Fabiola Cedillo nos mostrará su obra Constructo, en el que aborda las relaciones entre imagen, cuerpo y espacio público en la construcción de comportamientos moldeados. El jueves 5, se presenta Disidencias: Arte acción y cotidianidad de María José Machado, quién indaga las relaciones performáticas entre arte, subjetividad y ciudad, en donde el cuerpo es una herramienta creativa de exploración, acción y reacción enteramente comunal. El viernes 6, Diego Lara Saltos nos expondrá su trabajo Juerga Popular: Intervención poética en la ciudad, en donde con carteles interviene con un texto poético, buscando la recreación de sentidos de los ciudadanos, interdialogando el texto con la ciudad.

Además, a partir de las 19h30 se proyectarán películas clásicas y contemporáneas con el eje estético y reflexivo de las ciudades: Retrato de las ciudades; Migraciones y pobreza en América Latina; Marginalidad en las ciudades neoliberales, y cine urbano militante. Arte+Ciudad propone un espacio para pensar, debatir, reflexionar, cuestionar y proponer nuevos cruces entre prácticas artísticas y ciudad.

Referencias:

Argan, Giulio Carlo (1998). “História da Arte como História da Cidade. Martins fontes”, Martins Fontes: 13-72.

Nancy, Jean-Luc (2011). “Arte y Ciudad”. En Disturbis, número 9. Disponible en: http://www.disturbis.esteticauab.org/ DisturbisII/Nancy.html

Richard, Nelly (2005). “Intervenciones urbanas: arte, ciudad y política”. En Ciudades Translocales:       espacios, flujos, representación. Perspectiva desde las Américas, Rossana Reguillo y Marcial Godoy Anativia (Eds.): 257-270. México: Iteso.

 

Silva, Armando (2014). Atmosferas Ciudadanas: graffiti, arte público,

nichos estéticos. Quito: Intiyan, Ediciones CIESPAL.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS
    Verano no miente

    Las nuevas tácticas para el desarrollo de un cine sustentable

    Ernesto Santisteban es un director de cine autodidacta que no cree en la educación académica. De hecho, se retiró de …

    Leer más

    Zoe

    Novedades Musicales

    Ahora que hemos pasado la mitad del año, es buen momento para hacer un repaso por las novedades que están …

    Leer más

    Ph: Carlos A. Maldonado. IG: @yeye.cm

    La Fiesta de la Música sorprende por su lineup poco sorprendente

    “Este año no hay bandas tan buenas” es la frase que circulaba por las calles y redes sociales de muchos …

    Leer más

    Ph: Heidi Carmona. IG: @heidiijd

    Un festival multiartes que sí Funka pero no revienta

    Los mexicanos Café Tacvba cerraron el Funka Fest, un festival guayaquileño de más de 13 horas lleno de artes y …

    Leer más

    Liz Zhingri

    Río Blanco: La crónica de un conflicto

    Para comprender y analizar el conflicto socioambiental que tiene lugar en la comunidad de Río Blanco, hacen falta ciertos elementos …

    Leer más

  • AGENDA REPÚBLICA SUR
  • ÚLTIMA EDICIÓN