República Sur, crónica de un delito holográfico

Abr, 2019
Artículo por Amyr Sarmie
Este artículo tuvo: 71 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar



  • Fuente: Carlos Maldonado. IG: @yeye.cm

    ¡Los cuencanos hemos sido víctimas de una estafa colosal! República Sur ha sido una mentira, un holograma al puro estilo de Yellow Submarine, un lugar mágico e imaginario como Macondo. Ese gran centro cultural que alguna vez tuvo en su escenario a Siddhartha, a Los Espíritus o a los mismísimos Guardarraya, en realidad, solo existió en la imaginación colectiva de los cuencanos y del resto del Ecuador. Se cumplen ya cinco años de mentiras, de conciertos falsos… los nuevos políticos de turno tendrán que esforzarse demasiado para superar este record.

    Después de una indagación exhaustiva, hemos identificado y desenmascarado a los autores intelectuales de este hecho y hemos puesto en evidencia todos sus shows ficticios. Es nuestro deber informar de este incidente a la ciudadanía mediante un recuento de las más grandes fechorías ejecutadas por el famoso centro cultural. Un fraude de película orquestado por Jordi Garrido y Gustavo Peribáñez, protagonizado por 190 artistas nacionales y 65 internacionales, y que ha victimizado a todos los morlacos amantes de la buena música.

    La ficción empezó cinco años atrás, en un pequeño local junto al Puente Roto. Garrido y Peribáñez —quienes se conocieron en su ciudad natal, Valencia—, cansados de trabajos de mierda, desdichados, decidieron arrancar una mafia cultural. Es así que maquinaron un holograma que pudiera proyectar todo tipo de actividad artística, incluyendo conciertazos. Lo nombraron República Sur, como una alusión antifascista que se empezaba a gestar en el austro ecuatoriano. Nada más faltaban artistas que quisieren colaborar en el crimen. Fueron pocos, pues para ese momento, el cine y la paella les permitían vivir. Durante poco más de un año la cosa no pasó a mayores por las dimensiones del espacio y porque el nombre no se impregnaba del todo en las mentes de los citadinos.

    Las cosas comenzaron a tomar forma verdaderamente en abril del 2015, en el nuevo local que dizque está ubicado en la Presidente Córdova 5-55. Desde entonces, la trama se ha ejecutado de tal manera, que ha ido madurando con el tiempo, no sólo porque cada vez son más y más relevantes los compinches, sino porque el concepto de esta gran mentira llamada República Sur ha convertido en una fantasiosa experiencia holística que incluye buena bebida, comida sabrosa, decoración conceptual, símbolos potentes, arte e ilustraciones por doquier y, sobre todo, un escenario hipnótico tanto por lo visual como por lo auditivo.

    Quienes inauguraron el afamado escenario republicano antes de que llegara a ser el fantástico holograma que conocemos, hoy fueron las agrupaciones cuencanas Yak y La Doble. No podemos negar la posibilidad de que a los primeros les haya sido de ayuda apoyarse en el engaño República Sur para convertirse en los ahora reconocidos Astroyaks; lo cual no me sorprendería teniendo en cuenta sus promesas de quedarse a «vivir aquí, entre las manos blancas» de cada republicano.

    Poco a poco el número de implicados fue escalando: Son de Barro, Ricardo Pita —uno de los más implicados de este caso—, Ingravidez, Los Vuelos de Mariangula, Verónica Baidal, Bosón de Higgs, Persé, Rockandrolla, Los Elementales, Dictador acompañado por El Ladrillo de Cristal y Región, La Matilda, Dome Palma con —Todo Aquí su gran delito—, Mateo Kingman, Paola Navarrete que pregonaba descaradamente la Ficción, Édgar Íñiguez… También llegaron Los Alkaloides con sus novelescas caminatas sincronizadas al Sol de una mujer que viene del futuro y Jodamassa con su recién nacido Esteban Albino. Eso en lo nacional. En lo internacional los involucrados más renombrados fueron Franny Glass, Los Extraños Pájaros, Ulises Hadjis, Marwan y Kevin Herm Honnolly.

    El insigne mural holográfico del escenario se inauguró al llegar el 2017 y con este, Sara Ontaneda en primer lugar y después La Madre Tirana —junto a Pánico— nos confesaban que llevaban «todo el día imaginando una cruz y Barcos ebrios»; el guiño está claro: el cubo de República Sur tiene la Cruz del Sur en su interior. En fin, se seguirían sumando Superlitio, Mamá Soy Demente, Sexabrete junto a otros cuatro cómplices, Los Zuchos del Vado, Pastizales, Celtic Trip, 3vol, Esto es Eso —que llegó con sus Reflexiones—.

    El General Villamil que nos contaba que una tal Sasha había aprendido un nuevo baile; Donnie Parko que nos dejó en «Caminos mojados, señales superficales» que no nos convencían del todo; Ilaló; Tonicamo sin poder disimular sus intentos de huida en «modo turboandar»; Espumita; Mariela Condo; Los Swing Original Monks, que hicieron gritar a todos los pregoneros; Alex Eugenio victimizado por su Corazón abandonado; Anima Inside y su famosa canción de baldosas; Ultratumba en confabulación con Los Pescados, Tayos Tayos Tayos que inculpaban a José Orellana diciéndole Tutankabrón; EVHA; Ayawaska; Luis Rueda con treinta puñaladas; Boris Vian y su inverosímil perfomance enmascarado (dicen que el que nada debe…).

    Pero hubo personajes que, por la cantidad de participaciones en el fraude República Sur, fueron fácilmente rastreables y están sirviendo de pistas para dar con el paradero de Garrido y Peribáñez. Son los siguientes:

    Mauro Samaniego y sus bandas: Tripulación de Osos y Da Pawn. La Tri con dos supuestos shows en el 2016, uno de ellos resguardado por Matazar y el otro por Surfistas del Sistema. Lolabúm (2017) y Reales Tamarindos con Cometa Sucre (2018). El Peón, en cambio, después de presentarnos a su homónimo, dejó entrever el engaño al hablar de Un mundo al revés junto a Les Petit Batards (2016). Zura cooperó para difundir su supuesto Verano en Coma (2017) y Navarrete, Pistola de Balín (2018). Por su parte, La Máquina Camaleón hizo su treta con Telebit y con Inverness (2016), y presentó Amarilla en el 2018.

    Los gigantes Guardarraya llegaron por primera vez en noviembre del 2016. Ya para entonces cantaron Lero Lero en nuestras narices, como sabiendo del negocio turbio, en aquella ocasión, con Soledad Vélez. Volverían a República Sur en el 2018 para despedirse de Ecuador y escapar a México con su desesperado Quitarán di áhi —una vez más— como sabiendo que toda esta farsa saldría a la luz.

    También hubo extranjeros: Legs, Tourista, Siddhartha que nos vendía El Aire, Marwan que llegó a hacernos preguntas que no pudimos responder, Dromedarios Mágicos delatándose con «nunca fuimos nadie», Andrés Suárez que nos invitaba a «reír mientras bailamos», Le Miner Swing, Cementerio de Inocentes, Edgar Oceransky, Rubytates en una #budxsesion, Los Espíritus, Diego Ojeda con su sospechoso «no creas que te miento si te digo la verdad» y, por último, los hiphopers Cráneo y Lasser que exhibían su veranito de ensueño.

    En mi calidad de periodista encubierto, pude ver cómo Jordi y Gus se regocijaban malévolamente con cada cuencano que caía en su escenario holográfico, como orgullosos de expandir la música buena pero ficticia en todas las mentes de la ciudad. Lo peor de todo es que, a pesar de esta revelación, detener la estafa no está en sus planes. Es así que la entelequia República Sur ya ha llevado a cabo su nueva gran mentira: Carlos Sadness como platillo de entrada en la celebración por su quinto aniversario.

    Si deseas leer más artículo, ingresa aquí.

    Fuente: Carlos Maldonado. IG: @yeye.cm


    Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

    1. Cvra Lvdorvm dice:

      ¡Gracias amigos!.
      ¡Felicidades!.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS

    Sin spoilers

    Que nos va la vida en ello. ¿Qué va a ser ahora de nosotros/as sin Juego de Tronos?¿Cómo vamos a …

    Leer más

    Esencia o sustancia

    Podría haberme roto la cabeza diez veces y vuelto a armarla cuarenta,y aún así hallar ese hilo de conexión entre …

    Leer más

    Festivalfff 2019: una tarima que no decae y que mantiene su esencia

    El pasado 27 de abril, en la ciudad de Ambato, se desarrolló el XV Festivalfff, un concierto caracterizado por la …

    Leer más

    Las huellas de lo andado

    El lenguaje está condenado a pasar encima de la realidad, moldeando una idea vaporosa en el pensamiento, cuyo material toma …

    Leer más

    Foto: Sebastián Galarza

    Vanesa Regalado: “Cuenca se merece ser la capital operística del Ecuador”

    Don Giovanni es la primera producción operística ecuatoriana que se exporta al extranjero. Después del estreno en Cuenca …

    Leer más

  • ÚLTIMA EDICIÓN