Garísima fest

Música
May, 2017
Artículo por Luna Piedra
Este artículo tuvo: 254 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar

Fuente: Juan Picón / Natalia lafourcade
Fuente: Kriga / Cuarteto de Nos

Caminar por un pueblo del Azuay llamado Sígsig, ajeno a mi ciudad, usando botas siete vidas y un poncho caliente a prueba de todo, sin saber por qué calles ir, y seguir al sonido de la música hasta llegar a un bosque encantado de luces fueron experiencias que espero repetir en cada rincón de mi provincia en el futuro.

 

Este 2017, a una hora de Cuenca se realizó la primera edición del Garísima Music, festival de música y cultura que pretende organizarse siempre en la provincia del Azuay. La gente pudo vivir una increíble experiencia con audio y escenarios excelentes, seguridad, orden y comodidad.

 

El cartel anunciado el 26 de enero ofrecía las siguientes presentaciones: Natalia Lafourcade, mexicana autora del éxito musical «Hasta la raíz»; los también mexicanos Moenia que serían reemplazados posteriormente por los uruguayos de El Cuarteto de Nos quienes tienen éxitos como «No llora» o «Yendo a la casa de Damián»; la conocida Andrea Echeverri junto a su banda Aterciopelados, y la icónica banda argentina de metal A.N.I.M.A.L. conocida por su éxito en los años 90. En el género electrónico aparecía el californiano Tone of Arc con su canción «Goodbye Horses»; en el mismo escenario, el ecuatoriano y conocido mundialmente Nicola Cruz notable por su música de raíz; Pancho Piedra que se ha convertido ya en una leyenda ecuatoriana; el quiteño Atawallpa probando su inicio en el mundo de la música electrónica, y el también quiteño Fidel Eljuri encargado de poner los visuales a los músicos del género electrónico. Además se anunciaba al ambateño Guanaco MC junto a su banda y bailarinas, y a los cuencanos Basca que son una leyenda del metal. El cartel culminaba con las bandas de rock Sobrepeso y Bajo Sueños, también icónicas del Ecuador y sobre todo de Cuenca. Todos estos artistas se presentaron de forma gratuita el sábado 25 y el domingo 26 de marzo.

 

El Festival tuvo tres escenarios. El primer día en el escenario 1 se presentaron Natalia Lafourcade, Aterciopelados, el Cuarteto de Nos y Guanaco MC; en el escenario 2, en las playas de Zhingate se presentaron Tone of Arc, Nicola Cruz, Pancho Piedra y Atawallpa. El segundo día el festival culminó con las presentaciones en el escenario tres de las bandas rockeras A.N.I.M.A.L., Basca, Bajo Sueños y Sobrepeso.

 

Al principio, la gente se preguntaba si el cartel era real en un país en donde los aranceles son tan altos para los artistas. Ver a artistas de talla internacional como los que se anunciaron para este primer Festival sonaba a «demasiado bueno para ser verdad», pero lo fue y trajo muchos resultados positivos para la gente.

 

El Garísima Music también benefició a las mascotas de los albergues y de la calle que no tenían alimento para sobrevivir. Se ofrecieron aproximadamente dos mil entradas por día para todas las personas que intercambiaran una determinada cantidad de kilos de comida para perros y gatos. Estas entradas dieron un acceso VIP a quienes donaron el alimento. Los albergues de toda la provincia se abastecieron de alimento para mascotas para los meses próximos.

 

No solamente los animales fueron los beneficiados, sino también los asistentes que dejaron por un momento su vida cotidiana para aventurarse a viajar a otro sitio.

 

 

Cada festival tiene su detalle muy especial, en este caso las «malas nuevas», insectos también conocidos como «chunas» que se dieron golpes contra la gente, contra los artistas mientras tocaban, contra el piso y contra todas las luces de inicio a fin causando terror a más de uno.

 

En el escenario 1, el audio sonaba altísimo y perfecto, la gente estaba tranquila, no hubo aplastados y la gente bailó. Lo que más disfruté de Guanaco MC fue su puesta en escena junto a su par de bailarinas llenas de sabor. Después de él se presentaron los tipos más «buena onda» que he visto sobre un escenario: El Cuarteto de Nos, una banda de gente sin complicaciones que canta letras que hablan de no complicarse en la vida pero sobre todo del respeto. El Cuarteto se metió en el bolsillo a los asistentes al festival; tienen algo que toca los corazones de la gente y esto lo digo sin ser una fan loca. Andrea de los Aterciopelados salió con un suéter de lana de colores que tenía un corazón de color azul en el centro, y una gorra de unicornio. Dio muchos mensajes de amor, de unión, de libertad, de paz y tocó todos los éxitos de su banda. La tan esperada Natalia Lafourcade es más hermosa cuando se la ve de frente de lo que uno se puede imaginar. Con un vestido de color gris simple pero hermoso, con sus brazos siempre abiertos a la gente y con una cara de dulzura y feminidad intensas supo conquistar a todos los presentes. Las letras de Natalia cantadas en vivo tocan directamente el corazón. La artista se despidió con su canción «Tú sí sabes quererme» y seis minutos de fuegos artificiales aproximadamente a las once de la noche.

 

Mi escenario favorito fue el 2, de música electrónica. Nunca olvidaré cómo se sintió caminar hasta las playas de Zhingate, bajar por un sendero y de repente dar con un espacio enorme rodeado de árboles, iluminado de colores, lleno de gente y carpas, y con un escenario al lado del río. Llegué mientras sonaba una canción del género Nudisco en medio del set de Pancho Piedra. Me sentí como un niño que llega a Disney World. El ambiente se prestaba para que la gente estuviese como la encontré: tranquila, bailando y muy feliz. Eventualmente empezó una lluvia tenue, pero como estábamos preparados, usamos nuestras capuchas y la música mágica de Nicola Cruz se mezcló con el ambiente como si se tratara de un ritual.

 

Esa noche, los músicos nos hipnotizaron, la gente no dejaba de bailar, todos en su propia fiesta disfrutando con sus familiares y amigos, bailando todas las tensiones. Todo ello, con artistas de primera. Una de las cosas que me gustó y sorprendió más fue que Nicola Cruz se presentó junto a su cantante Huaira y su hombre del charango, esto es algo que raramente hace. También el set de Tone of Arc emocionó a la gente, sobre todo con su hermosa canción «Goodbye Horses» que habría de cerrar la noche. Antes, esa tarde, había conversado con Tone of Arc y me contó que se había separado de su esposa que era la que daba la voz a muchas de sus canciones, por lo que no podría tocarlas. «Pero sí voy a tocar la favorita de todos que es “Goodbye Horses”» me dijo y así fue. No asistí al siguiente día del Garísima Music porque mi cuerpo no daba para más, pero supe que también hubo orden y profesionalidad como en el primer día. Días más tarde se anunció una segunda edición del festival que espero se convierta en una tercera.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS
    Ph: Carlos Maldonado. IG: @yeye.cm

    El anonimato de Boris Vian se luce entre otras propuestas surrealistas

    “Cessio” por Carlos Maldonado. IG: @yeye.cmUn concierto casi sacado de la imaginación de Magritte o de los sueños de Dalí …

    Leer más

    Ph: Jorge Peláez S.

    Un viaje alegroacústico con Esto Es Eso

    La gira acústica de Esto Es Eso pasó por República Sur para abrigar a Cuenca con una velada íntima pero …

    Leer más

    Tierra Sola

    Guayaquil, 14 de mayo del 2018. En las puertas del teatro Muégano, una gran fila de gente esperando a ver …

    Leer más

    El proyecto de la inmanencia. Claves cotidianas para una mirada ausente

    Hace más de noventa años, Martin Heidegger (1), después de cavar hondo sobre la pregunta fundamental formulada por Leibniz (2), …

    Leer más

    Chimbote en el plano cartesiano. Apuntes de política

    Chimbote es un personaje curioso, desagradable y burdo de la literatura ecuatoriana; entre las grietas del realismo social permanece masturbándose …

    Leer más

  • AGENDA REPÚBLICA SUR
  • ÚLTIMA EDICIÓN