EVHA viene acompañado de un artista Internacional

Música
Sep, 2018
Artículo por Amyr Sarmie
Este artículo tuvo: 106 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar

Fuente: Ph: Jorge Peláez Salinas

La banda de Mateo Kingman, EVHA, se dio una vuelta por las 3 ciudades principales de Ecuador junto a los argentinos Pommez Internacional y los guayaquileños Morfeo. Este concierto de talla internacional fue recibido en nuestra casa, República Sur, este sábado 8 de septiembre.

El show dio inicio cerca de las 22:30 con El Viejo Hombre de los Andes (EVHA) sobre el escenario, con la particularidad de que Mateo no llevaba su típico antifaz pintado. Aunque algunas veces la interpretación de la banda se sintió repetitiva en lo referente a las intenciones, lo cierto es que la música jamás perdió fluidez.

Kingman nos contó que se sintió muy cómodo con el público cuencano y que con EVHA “siempre hay una buena energía, sin embargo, ahora como estamos retomando el proyecto está chiquita la cosa pero firme y con mucha energía”. En efecto, sobre el escenario la agrupación exhibe una conexión muy intensa tanto personal como musicalmente.

Después llegó el turno de Morfeo y su electrónica pesada y medio psicodélica. Su perfomance abandonó la iluminación típica de un concierto común y corriente, y optó por tiros de luces led colgados de sus muchos sintetizadores. A la afinación de Morfeo una que otra vez le faltó unas comas, sin embargo, sus paradas siempre fueron seguras, potentes y muy decidoras.

Hasta que llegó el turno de los Internacionales, los cuales le están haciendo honor a su nombre pues antes de Ecuador estuvieron en Cusco erigiendo una Residencia de Música con el Ministerio de Cultura de Perú. Ahora están por Ecuador para dar a conocer su nuevo sencillo Rey Bandido y con este propósito su próximo destino, después de Quito, es Centroamérica.

Juan Ibarlucía, vocalista de Pommez Internacional, con una voz sedosa e imponente sobre el escenario, nos contó que en la banda todos “además de compañeros de carrera somos muy amigos, y tenemos también mucha ruta encima, tenemos mucha gira. Hemos tocado en conciertos de Estados Unidos, en Europa, en toda Latinoamérica. Es que la clave de un buen concierto es que los músicos estén conectados entre ellos y después esa conexión se proyecta afuera.”

Aquella conexión de la que habla Ibarlucía se sintió especialmente en unos cambios de ritmo prolijos, que estaban bien sustentados por un batería que tiene un gran dominio del Groove en sus manos, y también por una segunda voz que se escucha lejana pero es congruente con lo que la banda y la voz principal quieren transmitir.

Poca gente se quedó a ver a los bonaerenses, por lo que le queda de tarea a la organización del evento establecer un programa que mantenga la expectativa del público. Y nos queda como lección a todos el hecho de que una banda internacional no siempre es la más esperada de la noche.

Fuente: Ph: Jorge Peláez Salinas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS

    Una cada once minutos

    En estos momentos una mujer está siendo asesinada; no lo digo yo, lo dice la ONU. Quizás nadie se alarme, …

    Leer más

    Ana Cristina Franco Varea

    Crónicas de Murakami en Quito (sin Murakami)

    Día 1

    Saber que Murakami está, en este instante, en la misma ciudad que yo me provoca mucha ansiedad. Decido vestirme …

    Leer más

    Evocando a Foster Wallace


    Entre pliegues y texturas de una broma
    Están dos peces jóvenes nadando y se encontraron por casualidad con un pez mayorque …

    Leer más

    Se buscan auspiciantes para el horror

    Cuando pequeña escapaba del frío y de los rezagos familiares del colonialismo en la biblioteca de mi abuelo que consistía …

    Leer más

    Black metal noruego

    La oscura sinfonía del Norte en Oslo y Bergen
    Quizás un músico buscaba la morada del Norte en oscuras sinfonías, su …

    Leer más

  • AGENDA REPÚBLICA SUR
  • ÚLTIMA EDICIÓN