Festivalfff 2019: una tarima que no decae y que mantiene su esencia

Música
Jun, 2019
Este artículo tuvo: 67 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar



  • Fuente: Pablo Villavicencio Gordón

    El pasado 27 de abril, en la ciudad de Ambato, se desarrolló el XV Festivalfff, un concierto caracterizado por la puesta en escena de bandas emergentes, proyectos sonoros no tan comunes, grupos consagrados dentro de la escena independiente ecuatoriana, e invitados internacionales; todos ellos con el único fin de dar todo de sí sobre la tarima de uno de los festivales con mayor trayectoria del Ecuador. Este año se sumaron otros espacios además de la música, lo que dio mayor diversidad al público que se conglomeró desde las 10 am en el campus central de la Universidad Técnica de Ambato (UTA), que ya recibe al evento por segunda vez.

    En esta decimoquinta edición del Festivalfff también se desarrolló el Encuentro y Mercado de la Industria Musical Independiente de la zona 3 (MIMI-Z3). Este encuentro contó con varios talleres, entre ellos el taller práctico para la realización de productos músico-visuales, el taller formativo orientado a la consolidación e internacionalización de proyectos musicales, dictado por Gerry Rosado (CDMX–México); el taller de Desarrollo de Proyectos Musicales, dictado por María Carrascal; y un seminario internacional con panelistas de todo el continente bajo la temática ¿Cómo crear puentes para la circulación de la música emergente? Otra actividad relevante dentro de esta edición del Festivalfff fue la Asamblea General de la Sociedad de Autores y Compositores Independientes del Ecuador (SACIN), que se presenta como la alternativa sindical más efectiva para los músicos del país. Cabe recalcar que todos estos eventos fueron gratuitos y abiertos al público.

    El concierto

    Hubo dos escenarios con muy buena calidad de sonido, zona de skate de uso libre, exhibición de calistenia, feria de emprendimientos locales con novedades para amantes de la música y del arte, zona de comida y un campeonato de ilustración a cargo de la carrera de diseño de la UTA. El Festivalfff fue visitado por aproximadamente 4000 personas que, pese al frío y la lluvia característicos de la época, cantaron, saltaron, poguearon y, sobre todo, escucharon una gran variedad de sonidos.

    Se presentaron bandas consagradas dentro de la escena independiente como Tonicamo de Quito, con su ya renombrado pop gay; NIN de Otavalo, con su fusión de hip hop, folclor andino, kichwa y español; EVHA, con electrónica basada en sonidos de la selva ecuatoriana; y La Malamaña, que cerró este FFF 2019 a ritmo de salsa para abrigar la fría noche ambateña. El espacio del Festivalfff también se llenó de bandas emergentes que van ganándose poco a poco un lugar en el circuito nacional de festivales, como Don Bolo y su “Criminal Punk Jazz”, que aseguran vino a salvar al público ecuatoriano de la mercantilización y banalización que sufre actualmente la música; Tayos Tayos Tayos, provenientes de Guayaquil con un electrorock que cautiva y llama cada vez más la atención; Cromosoma, banda local que, junto a sus grandes amigos Edgar Castellanos y Roger Ycaza, revivió temas de la legendaria banda de culto Mamá Vudú; Boris Vian y su juego de sonidos; Nada es verdad, también locales, que revivieron el sonido fuerte del punk rock; Ciclos, de Portoviejo Rock City, que vino cargada de la potencia del metal alternativo; Taita Machine, conformado solamente por una batería y un saxofón que, combinados con consolas electrónicas, llamaron a la audiencia que en ese momento estaba bajo el escenario El Regenerador.

    Además, como es ya una costumbre para la organización del FFF, se presentaron, sobre tablas, propuestas novedosas, como Ruido Caliente, de Guayaquil, un colectivo de artistas que trajeron hasta el campus central de la UTA propuestas sonoras, visuales y escénicas; Borist, de Ambato, con un performance sonoro dentro del género del noise; Bye Bye Luly y la efervescencia de una banda de indie rock que tuvo al público cantando y cabeceando con su música.  Todo eso se pudo escuchar en esta decimoquinta edición de un Festivalfff que este año fue declarado por el Instituto de Fomento de las Artes, Innovación y Creatividades (IFAIC) como Festival Emblemático por ser una plataforma de circulación, difusión, capacitación, análisis y puesta en escena de la música contemporánea ecuatoriana e internacional.

    Una característica primordial del Festivalfff es su integración con otros festivales de Latinoamérica y el mundo. Esta edición no fue la excepción. Skaimanes, de Colombia, con un ska fuerte de mensajes de igualdad, paz y fraternidad que puso al público a bailar alrededor de un buen pogo que, a criterio muy personal, ya le estaba haciendo falta a esta escena. La mayor de las sorpresas de esta edición del FFF vino con la segunda banda invitada del extranjero. Desde los Ángeles, California, con una gira de conciertos que contemplaron Asia y el norte de Europa e integrantes cuya edad va desde los 12 hasta los 22 años, llegó hasta el escenario El Regenerador la banda Love Ghost, con un sonido muy bien definido dentro del indie rock y el hard rock. Hicieron click de inmediato con el público, quienes coreaban canciones que quizá no habían escuchado antes, pero que sintieron su energía y pedían cada vez más y más. Acabaron su presentación al borde del delirio que experimenta una banda de rock luego de haber brindado un show de tan alto nivel.

    El público

    Quienes se dieron cita a esta edición del Festivalfff vinieron cargados de expectativa, muchos conocían el line up y estaban ansiosos por ver en vivo a sus bandas favoritas, esas que siempre están en su lista de reproducción. Sin embargo, hubo gente, como este reportero, que asistió con la idea de abrir bien los oídos y conocer cómo están sonando los festivales en la actualidad. El Festivalfff siempre ha buscado eso, poner sobre tablas música nueva y emergente para que el público tenga más variedad y vaya conociendo nuevas bandas que le apuestan a lo propio, a jugar dentro de este maravilloso mundo de la música. Como siempre, no faltó la crítica, ahora escudada tras dispositivos móviles, que se quejaba de la falta de bandas con mayor trayectoria dentro de la escena, como grupos de culto que ya han pasado por las tarimas de este festival. Aquí surge una cuestión que, como público, debemos siempre tener presente: ¿cómo llega una banda a ganarse ese reconocimiento y ese aprecio? La respuesta es simple: poniendo todo de sí para que, en cada concierto, el público vaya generando esa empatía que los lleve a presentarse cada vez más. Y esos espacios, ¿cómo se consiguen?, ¿dónde se puede tocar nueva música que llegue a un nuevo público? El Festivalfff es uno de esos lugares.

    Bandas de todos los rincones del país han tenido la oportunidad de pasar por esta tarima como parte de su crecimiento musical antes de ser consideradas bandas trascendentales dentro de la escena. Así que, al público joven y viejo no queda más que decirle que le presten atención a las bandas que en su ciudad están emergiendo, que asistan a los festivales siempre que tengan la oportunidad, y que le den oído a quienes pueden llegar a ser la próxima banda de culto dentro de la historia de la escena independiente ecuatoriana. ¡Larga vida al Festivalfff! ¡Qué el arte y la cultura nos salven de la locura!

    Fuente: Pablo Villavicencio Gordón
    Fuente: Pablo Villavicencio Gordón


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS
    Ph: TNS

    33.293

    Una, de vez en cuando, vuelve a casa como migrante privilegiada.

    Y, como migrante, se enfrenta a noticias como esta:

    “Un diario …

    Leer más

    Ph: Rock al Parque

    El orgullo estridente cumple 25 años

    Una crónica sobre la última edición del Rock al Parque
     

    La programación del día tres llevaba más de una hora de …

    Leer más

    Entrevista a David Holguín, director de Estación Polar, documental de Mamá Vudú

    «Estoy contando mi propia historia y se siente que es de verdad»
    Si hay algo de qué hablar —y hablar muy …

    Leer más

    Literatura para ingenieros

    Estimado lector o lectora de esta Gaceta, si usted no se dedica la ingeniería, a la ciencia o no es …

    Leer más

    LA ESQUINA: Con sabor a la abuela

    «Logramos imponer un concepto» fueron las palabras del chef argentino Fabián Spahr, propietario y creador de La Esquina, para referirse …

    Leer más

  • ÚLTIMA EDICIÓN