Somos escenario del mundo

Mosaico
Nov, 2018
Artículo por Juan Andrade Polo
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar

Escenarios del Mundo, Festival Internacional de Artes Escénicas de Cuenca se ejecuta del 26 de septiembre al 7 de octubre del 2018. Esta es su edición 12. Nueve países en escena. También son doce los días seguidos de artes escénicas en la ciudad, con extensiones en algunos cantones aledaños, programación de sala, funciones al aire libre, funciones para estudiantes de colegios y escuelas de la ciudad, eventos paralelos en cafés, espacios alternativos, bares, talleres para gente del sector y fiesta teatral.

La muestra constituye una panorámica del mundo hispanohablante: obras de España, Uruguay, México, Argentina, Venezuela, Colombia, Ecuador y particularmente Cuenca.

Varios géneros, estilos, lenguajes: comedia, tragedia, farsa, clown, circo, teatro gestual, teatro de textos, vanguardia que revelan inquietudes políticas, el discurso femenino, el juego, las técnicas fascinantes, el mimo, el nuevo circo, la danza, la danza teatro, el humor, la ternura, la maravilla, lo indescriptible, los espejos, los signos, los cuerpos en expresividad, las ideas en tablas…

La visión de la estructuración de la muestra ha sido configurar una programación, variada, equilibrada, representativa del quehacer escénico contemporáneo que propicie el encuentro de la escena local, con la nacional e internacional, el coloquio de saberes, encuentro de culturas, de prácticas y acercamiento de los pueblos.

No concebimos todo esto como actos sueltos, sino como una composición orgánica que trabaja en función del desarrollo de las artes escénicas en Cuenca, su sustentabilidad y su posicionamiento en el conjunto de prácticas sociales; como un proceso inserto en la realidad la escena en la ciudad y en el país, que, por cierto, la vemos alentadora.

Escenarios del mundo suscita un diálogo social en torno a las artes escénicas, a la creatividad, a la creación de significados, a la interpretación de los tiempos y al papel de las artes en la ciudad. Digo yo, una ciudad cada vez más humanizada, pensante, con una buena calidad de vida: con aire puro, con transportes amigables, amable, segura, tolerante, de pocos trámites innecesarios y con espacios de recreación; por supuesto, con una práctica y acceso a las artes que supongan una oferta cultural sustentable, lo que, de hecho, exige creatividad.

Nos resultan visibles dos hechos que pueden, quizás, ilustrar la ubicación del festival en su proyecto de aportar al desarrollo de las artes escénicas en nuestra querida región; de colaborar al acceso del público a manifestaciones artísticas contemporáneas de calidad, y de suscitar la significación, el disfrute y embrujo contenidos en las artes escénicas. Ambos hechos merecedores de profundo agradecimiento: por un lado, la consecución de la cartelera con los criterios que hemos descrito y que, siempre nos ilusiona sobremanera.

Lo hemos hecho con la cooperación, generosidad y entrega de grupos artísticos valiosísimos que destacan en sus respectivos contextos y que, por su excelencia, generan en sus presentaciones con el público el encuentro vital, único, mágico que es motivo de todo el trabajo de los artistas del festival.

¡Esa emoción vale la pena! Por otro lado, al mirar el conjunto de auspiciantes y colaboradores, se evidencia el carácter colectivo del sustento de nuestro evento escénico emblemático. Se trata de la respuesta a la gestión de una especie de minga creativa para generar aportes de distinta índole que hacen posible la existencia y permanencia de Escenarios del Mundo en Cuenca. Todo ello muestra el inmenso y continuo ímpetu altruista de los cuencanos frente al quehacer cultural, lo cual nos llena de admiración y gratitud.

Algún detalle de los contenidos: Electra Do Chapito, alucinante, creativa, de ritmo y limpieza perfectas, me atrevo a decir «comedia de la buena» vuelta al teatro del gesto ¡Unos genios! Solo una actriz de Teatro de Reversa de Uruguay, una clase sobre el arte de la representación por la actriz icónica Estela Medina: un viaje que recorre desde Bodas de Sangre, al humor casi del stand-up.

La razón blindada de Malayerba, para muchos la mejor obra del grupo, tiene un texto genial, es una atrevidísima reescritura del Quijote desde la óptica de Arístides Vargas que pasa siempre por los referentes del exilio y la memoria. Los entremeses de Cervantes al estilo urbano de jóvenes del D.F.: vanguardista irreverente, juego y goce. Mujeres eternas, trabajo de teatro físico, muy expresivo, riguroso, potente, sobre el vigente tema de la violencia de género.

La danza contemporánea cuencana en el cartel: Invierno, 10 formas de Sentir Frío recientemente estrenada con la coreografía del Laboratorio de Danza contemporánea de la Universidad de Cuenca, cuenta con excelentes críticas. Conmovedora interpretación dancística de la pieza de García Lorca La casa de Bernarda Alba por la Compañía de danza de la Universidad del Azuay.

Dúos de Theatrum, como una caricia de expresión corporal en torno a las relaciones humanas. Nada que perder de la compañía española la Cuarta Pared, premiado y alabado teatro contemporáneo vanguardista que indaga en las profundidades de las relaciones sociales y vitales propias de esta época.

Ensayo del grupo Tentenpié recupera y revaloriza tiernamente saberes ancestrales de arte en un pueblo de antaño. Contra la ley de Isaac encanta desde la técnica del mimo corporal dramático que viene desarrollando Teatro del Cielo.

Desde el Jardín es una obra ejecutada por Sartadecuentas Danza desde Venezuela, una motivadora dinámica para el disfrute y juego de los niños en el contexto de la relación con elementos de la naturaleza.

El estreno mundial de Walkman Rewind de Santiago Baculima de Teatrovando, artista meticuloso que genera grandes expectativas en la ciudad.

Los circos Eguap de Argentina y el Circo Nacional de Venezuela, dos estilos de circo contemporáneo muy diferentes: el primero Rodando a Saco al estilo de una gran tradición argentina de circos callejeros clownescos, divertimentos y exhibiciones muy alegres de las habilidades circenses clásicas; Para morirnos de otro sueño, en cambio, es un montaje redondo de números circenses articulados en secuencia que se acerca a conceptos antropológicos y a la danza contemporánea.

Teatro emergente desde el grupo del colegio Asunción, varias veces ganador de festival Intercolegial de Cuenca presenta La rusa María jugando a la interculturalidad coloquial desde la experiencia de la actriz rusa Irina Gamayunova en tierras ecuatorianas.

Somos parte de un movimiento escénico que crece y se consolida, somos parte de una ciudad que se piensa y se construye considerando como uno de sus pilares a la cultura, la interculturalidad, somos escenario del mundo.

Si deseas leer más artículos, ingresa aquí.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS

    Entrevista a Andrés Zambrano

    Por el estreno de la obra El Público, de Federico García LorcaUna pequeña entrevista al director de la famosa y …

    Leer más

    Poesía y ciudad también se pueden escribir con M

    Una de las características menos laureadas de la poesía y su complejo transitar entre las páginas del tiempo es la …

    Leer más

    Somos escenario del mundo

    Escenarios del Mundo, Festival Internacional de Artes Escénicas de Cuenca se ejecuta del 26 de septiembre al 7 de octubre …

    Leer más

    Cuando las resistencias son (pre)históricas

    Tenemos tan interiorizada la mirada masculina que siguen sorprendiéndonos noticias, artículos o ensayos que cuestionan nuestro enfoque falocéntrico y proponen …

    Leer más

    El Sur Cine Lab o los caballeros de la triste figura

    Como un guerrillero cruzando una montaña echa de harapos, el viento aplastándole la espalda, la sonrisa casi de escarcha vieja, …

    Leer más

  • AGENDA REPÚBLICA SUR
  • ÚLTIMA EDICIÓN