Entrevista a Andrés Zambrano

Teatro
Nov, 2018
Artículo por Amyr Sarmie
Este artículo tuvo: 58 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar

Fuente: Carlos Maldonado. IG: @yeye.cm

Por el estreno de la obra El Público, de Federico García Lorca

Una pequeña entrevista al director de la famosa y polémica obra de teatro El Público, montada por primera vez en Ecuador. Zambrano nos cuenta un poco de sus esfuerzos para sacar adelante esta compleja producción.

El Público es conocida por ser la obra más compleja de Federico García Lorca. ¿Qué estás haciendo tú como director y qué está haciendo la producción para cumplir con las exigencias que tiene esta obra?

Una de esas cosas que estamos haciendo es el video mapping, que son estas visiones surrealistas de Lorca que quería desarrollar en el teatro y que no podía tal vez porque la tecnología no estaba todavía en auge como lo que tenemos ahora que es el video mapping, que se puede hacer cosas increíbles en el escenario. Y también por la gente, que si la gente hubiera visto esta obra lo hubiesen asesinado mucho más rápido. Entonces lo que nosotros estamos tratando de hacer es involucrar el video mapping para apoyar el sistema visual que tiene Lorca, para apoyar esas imágenes que él quería desarrollar.

Lo otro que estamos tratando de hacer es el estudio del texto con los chicos, para que ellos entiendan la obra y entiendan que, aunque no es lineal, sí hay un sistema que Lorca está utilizando. Entonces intentamos descubrir ese sistema para después presentarlo al público.

Muchas de las veces en el teatro, desgraciadamente acá en Cuenca, por presiones económicas no se puede hacer un trabajo en grupo (que es lo que estamos haciendo) y a veces tienes siete o menos actores, lo cual dificulta el proceso; así que hay que adaptarlo y una adaptación en sí ya no sería Lorca. Justamente otra cosa que nosotros hemos hecho, para facilitar la imaginación de la gente, pensando en eso que Lorca quería representar es no cortarla, ni editarla ni adaptarla en ninguna forma. Creo que dos frases se han adaptado en toda la obra. Al principio sí cortamos ciertas cositas, pero le hemos ido devolviendo eso por lo que la producción se ha ido alargando.

Tú dices que si la gente hubiese visto esta obra lo hubiesen asesinado más rápido a Lorca. De hecho, el mismo Lorca describe a la obra como “teatro de escándalo”. Entonces viene a la mente todo esto que está pasando en el mundo: Trump, Bolsonaro, estos derechistas argentinos que vinieron a Cuenca a dar charlas sobre “los peligros de la ideología de género” y cosas así por el estilo. Con todo ese contexto ¿crees tú que Cuenca está listo para este “teatro de escándalo”?

Yo creo que sí. Aquí yo creo que depende bastante de la mano y visión del director y, en este caso, yo he tenido la fortuna de dirigir esta obra. Si vas a YouTube y buscas por El Público vas a ver bastante teatro de escándalo, un teatro, para mí, un poco hasta vulgar en la puesta y en el tratamiento de Lorca, y eso creo que es por la falta de estudio. Tampoco podemos tapar lo que Lorca está tratando de decir, estas ideas homosexuales… y ojalá se logren mostrar para que la gente se dé cuenta que no está nada mal; pero en este mismo proceso hemos ido puliendo cosas para que no sean tan grotescas, que van dejando entender un poco mejor qué es el amor homosexual. Porque yo también me identifico como una persona gay.

Entonces si nosotros sacáramos a las locas a pasear en El Público, que sí se puede dar en el texto, sí fuera escandaloso; pero yo he tratado de no sacar eso porque creo que eso no representa al hombre homosexual. No creo que la parada gay de Nueva York representa al hombre homosexual. Creo que hay mucho hombre homosexual alrededor y que muchos no se descubren, que no se quitan la máscara por razones varias, muchas de estas intrínsecas en la sociedad y en la negación que tenemos sobre los diferentes aspectos de la homosexualidad… aunque la homosexualidad ha existido desde los griegos, por lo que es absurdo.

Eso. Hemos tratado de no hacerla vulgar a la obra y en lo que yo puedo estoy tratando de hablar más sobre el amor que sobre lo sexual, porque a mí me parece que eso es más importante en general en el ser humano. Entonces no nos estamos enfocando tanto en la parte sexual de la obra y esas partes superhipersexuales de la obra las estamos tratando de dibujar con un pincel más poético, con algo que no sea grotesco, con algo que simplemente represente más simbólicamente esa tensión.

Fuente: Carlos Maldonado. IG: @yeye.cm


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS

    Evocando a Foster Wallace


    Entre pliegues y texturas de una broma
    Están dos peces jóvenes nadando y se encontraron por casualidad con un pez mayorque …

    Leer más

    Se buscan auspiciantes para el horror

    Cuando pequeña escapaba del frío y de los rezagos familiares del colonialismo en la biblioteca de mi abuelo que consistía …

    Leer más

    Black metal noruego

    La oscura sinfonía del Norte en Oslo y Bergen
    Quizás un músico buscaba la morada del Norte en oscuras sinfonías, su …

    Leer más

    Ph: Carlos Maldonado. IG: @yeye.cm

    Festival La Orquídea

    Del cine al espectáculo
    Desde Francis Ford Coppola hasta Miguel Bosé, estos fueron algunos de los artistas que formaron parte de …

    Leer más

    Entrevista a Filmarte

    Gabriel Páez e Isabel Rodas
    Nos reunimos de nuevo, después de mucho tiempo, con los cabezas de Filmarte: Isabel Rodas y …

    Leer más

  • AGENDA REPÚBLICA SUR
  • ÚLTIMA EDICIÓN