En una reciente investigación…

Teatro
Ene, 2016
Artículo por Darío Orellana Rodas
Este artículo tuvo: 437 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar




  • En una reciente investigación realizada por la Human Research Ethics and Governance (HREG) en Bedrock, Vermont, se reveló una notable diferencia entre las personas que prefieren las películas basadas en hechos reales, o situaciones de la realidad, y las personas que eligen la ficción. El tema principal se centró en los sujetos que prefieren historias ficticias.

    De una muestra de 200 personas, mitad femenina-mitad masculina, con un nivel socioeconómico medio, no carente de tecnología e interconexión, el Human Research Ethics and Governance (HREG) concluyó que estas personas muestran una capacidad idónea para solucionar problemas en un tiempo menor, ade-más optan por caminos más creativos. Una característica que causa conflicto con el grupo que prefiere la realidad es su tendencia a desobedecer las reglas aplicadas a todos los sujetos. Aunque se resolvieron todos los conflictos expuestos, el desacato a las reglas reveló una cualidad de afianzamiento de la personalidad. Los “sujetos ficción” no eran fáciles de persuadir, demostraban inventiva y muchas veces mejoraban las reglas existentes, que aplicaban en grupos específicos, y evitando hacer públicas sus ideas. Lograron coexistir con el resto de los sujetos con cierta prudencia.

    Hasta este punto llegó la primera etapa de la investigación. Las diferencias más importantes fueron las relacionadas a la personalidad y el hermetismo como grupo. Tenían un liderazgo discreto que se ubicaba en una manipulación de las conciencias más vulnerables.

    El HREG decidió hacer una segunda investigación con este mismo grupo. Se pretendía comprobar una teoría de mundo ideal, una teórica sociedad que trabajaba para sí misma fundamentada en un equilibrio de seguidores y líderes. Una de las características del grupo que causaba más interés era el liderazgo del grupo “sujetos ficción”. Ellos eran capaces de redirigir la sociedad, como una obra altruista, porque no demostraban necesidades de reconocimiento.

    Los “sujetos realidad” demostraban ser un grupo unido con gustos similares, sensibles a las situaciones más humanas, con tendencias a seguir tendencias, ya sean de carácter alimenticio, ideológico, político, etc. El statu quo no era un problema, sino una forma de vida con la que hay que convivir y sacarle provecho.

    Los “sujetos ficción” le sacaban provecho a esta realidad que funcionaba con sus reglas. Pero sucedió un cambio en el equilibrio de los dos grupos a medida que pasaba el tiempo. Los “sujetos ficción” se reducían en mínima proporción en largos espacios de tiempo. Un dos por ciento en seis meses. Seis por ciento en un año, veinte y cuatro por ciento después de otro año.

    Para la investigación resultaba interesante lo que sucedía. ¿Por qué los “sujetos ficción” se reducían y se cambiaban de bando? Después de la evaluación al final del segundo año se encontraron conclusiones reveladoras.

    Aunque los sujetos ficción conseguían tarde o temprano, en un porcentaje importante, reconocimiento por sus aportes a la comunidad, revelaron en sesiones de investigación psicológica una necesidad adicional de reconocimiento relacionado con las tecnologías de la información, mejor conocidas como redes sociales (RS).

    Aunque existían otros medios de interacción pública más comunes como la radio, televisión, eventos sociales, etc. Existía un favoritismo generalizado por parte de ambos grupos, en menor medida con los “sujetos ficción” por las redes sociales, que definía la popularidad para muchos en esta comunidad.

    Los “sujetos ficción” que no buscaban reconocimiento aparente en su liderazgo empezaron a recibirlo de la sociedad entera a través de una aceptación virtual.

    Resultó interesante ver el progreso de los sujetos con respecto a su entorno sociedad. Parte de la investigación evaluaba los canales de comunicación más frecuentes y visibles. Las redes sociales permitieron un estudio más profundo a través del análisis del discurso.

     

    Los “sujetos ficción” se expresaban elocuentemente sobre temas de importancia general con enfoques racionales exponiendo muchas veces las falencias de algunas perspectivas, para darles tonos tolerantes con visiones más amplias. Estas interacciones no recibieron mayor importancia por un tiempo. Era usual un emisor avant garde con poca audiencia. Pero el cambio sucedía cuando estas expresiones recibían aceptación por parte de los “sujetos realidad”. Cuando empezaba uno, generaba un efecto masivo que se veía reflejado en muchos likes en poco espacio de tiempo.

    La aceptación visible se especulaba como un progreso generalizado para toda la comunidad. ¿Era posible que finalmente el statu quo cambie liderado por las ideas que aparentemente eran las mejores para toda esa comunidad?

    Eso aparentó por algún tiempo. Pero una vez más las interacciones en RS demostraron una realidad diferente. Su análisis reveló que esa aceptación que los “sujetos ficción” recibían de los “sujetos realidad” creaban una especie de estructura limitadora alrededor de las ideas de los de ficción. Sus comentarios antes revolucionarios o reflexivos terminaban desvanecidos por su popularidad. Y no solo se podía demostrar que ya no aparecían comentarios de este tipo, sino que su discurso cambió y se auto censuró.

    La conclusión final del experimento resultaba en una suerte de ciclo desequilibrado. Los “sujetos realidad” se “comieron” a la mayoría de ficción. Aun se sigue recibiendo cambios en la comunidad por parte de ellos. De vez en cuando aparece un “sujeto ficción” que intenta cambiar la comunidad, con poca probabilidad de crear un cambio real.

    La HREG socializó que la siguiente investigación prioriza la cantidad de tiempo que duran las muestras más fuertes de personalidad de los “sujetos ficción”

    Se puede ser parte de la investigación visitando este link: http://on.fb.me/IKFRtL


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS

    Sin spoilers

    Que nos va la vida en ello. ¿Qué va a ser ahora de nosotros/as sin Juego de Tronos?¿Cómo vamos a …

    Leer más

    Esencia o sustancia

    Podría haberme roto la cabeza diez veces y vuelto a armarla cuarenta,y aún así hallar ese hilo de conexión entre …

    Leer más

    Festivalfff 2019: una tarima que no decae y que mantiene su esencia

    El pasado 27 de abril, en la ciudad de Ambato, se desarrolló el XV Festivalfff, un concierto caracterizado por la …

    Leer más

    Las huellas de lo andado

    El lenguaje está condenado a pasar encima de la realidad, moldeando una idea vaporosa en el pensamiento, cuyo material toma …

    Leer más

    Foto: Sebastián Galarza

    Vanesa Regalado: “Cuenca se merece ser la capital operística del Ecuador”

    Don Giovanni es la primera producción operística ecuatoriana que se exporta al extranjero. Después del estreno en Cuenca …

    Leer más

  • ÚLTIMA EDICIÓN