De sur a sur: arte australiano en la Bienal de Cuenca

Arte
Nov, 2016
Artículo por Cristóbal Zapata
Este artículo tuvo: 287 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar

Fuente: @bienalcuenca / exhibición de la obra: Frágil

El pasado sábado 22 de octubre, en el Salón del Pueblo “Efraín Jara Idrovo” de la Casa de la Cultura del Azuay, se inauguró la exhibición Frágil. Arte australiano actual, con la que la XIII Bienal inicia su programa de actividades. Cristóbal Zapata, Director del evento, nos ofrece una aproximación a esta muestra que estará abierta hasta fin de año.

 

Esta exposición es el resultado del afortunado encuentro con Natalia Bradshaw hace cerca de un año. A su condición “transnacional” y a su desbordante carisma, Natalia suma una genuina pasión por el arte, y una especial devoción por su país. Frente a este contagioso cúmulo de circunstancias y entusiasmos, no tardé en invitarle a realizar una muestra de arte australiano. Natalia, como era de esperarse, aceptó feliz el encargo y con muy buen criterio pensó que la exposición debería dialogar con la tesis central de la curaduría de la XIII Bienal de Cuenca: la idea de impermanencia propuesta por Dan Cameron. De allí deriva el título de esta exhibición: Frágil, una palabra que nos remite a la idea vulnerabilidad e indefensión, pero sobre todo a la de delicadeza, pues si algo caracteriza a esta exhibición es la sutileza de la que están investidas las obras, todas ellas fechadas en 2016, es decir, concebidas para esta muestra, o realizadas in-situ, como la instalación de Janet Laurence.

 

Con esta muestra –la primera que en Latinoamérica se consagra al arte australiano–, la Bienal de Cuenca abre una nueva e importante ruta de intercambio cultural con un país que no ha figurado en el evento, y que representa para nosotros un mundo y un continente desconocidos. Entre nosotros, es poco, muy poco, lo que una persona común sabe de Australia, pero a partir de esta hermosa exhibición empezamos a intuir o a entrever el universo y la sensibilidad australiana: particularmente su comprensión de la naturaleza y la cultura, sus maneras de dialogar y de relacionarse con los más diversos ecosistemas naturales y culturales. Pues estos son, sin duda, los dos grandes temas que explora este brillante cuarteto de artistas, cada uno de los cuales goza de un importante reconocimiento y trayectoria internacional: Caroline Rothwell, María Fernanda Cardoso, Reko Rennie y Janet Laurence.

 

En el conjunto de esculturas e impresiones fotográficas que conforman su instalación Invisible. El río Amazonas, después de Thomas Wiffen, Caroline Rothwell (Hull, Inglaterra, 1967; radicada en Sydney) reutiliza y resignifica instrumentos y documentos vinculados a las expediciones científicas, contraponiendo con admirable sentido de la materia lo leve y lo pesado, lo sólido y lo gaseoso, lo estable y lo inestable. El oportuno uso del organdí como soporte de sus fotografías no solo redunda en la condición espectral de las mismas por su textura trasparente, sino que subraya el carácter evanescente del presente y del pasado, sujetos a un perpetuo proceso de borra y reescritura.

 

Desde su internacionalmente célebre Circo de pulgas de mediados de los noventa, en el cual la artista actuaba como una suerte de “domadora” de estos minúsculos insectos, no hay duda de que María Fernanda Cardoso (Bogotá, 1963; radicada en Sydney) sostiene una relación natural con el mundo animal. Pues los hermosos videos y fotografías que conforman su serie Sobre los orígenes del arte, nos descubren el fascinante ritual de seducción que las arañas macho Maratus volans y Maratus splendens despliegan ante las hembras en la ceremonia de apareamiento; esa fastuosa exhibición de recursos plásticos y acústicos –ante los cuales los machos humanos parecemos literalmente unos pobres hombres– dotan a la obra de una volumen metapoético, en tanto importa una brillante alegoría sobre el arte mismo en su erección sexual y cromática, en su dimensión performática.

 

Reko Rennie (Melbourne, 1974), es un artista interdisciplinario que explora su identidad aborigen a través de medios contemporáneos. Así, el diseño geométrico del hermoso pendón que figura en esta muestra lo ha tomado del pueblo Kamilaroi. Sobre esa sugestiva y colorida trama camuflaje, Rennie ha inscrito con letras doradas la frase I was always here (Siempre estuve aquí). Dado el oportuno uso que hace del espacio, aprovechando el tragaluz de la sala para colgar su tela, la frase adquiere especial contundencia y pertinencia en tanto al cruzar el espacio –desde la claraboya al piso, desde la luz a la sombra–, tácita y simbólicamente traspasa la geografía, y lo que es más, el tiempo de la historia y de la gramática: ese pretérito perfecto que desde el pasado viene a coronar el presente; pues quien estuvo aquí, sigue aquí, no ha dejado de estar entre nosotros, de modo que ese presente nombra también una presencia con frecuencia invisible u ocultada: la de los pueblos nativos, la de las comunidades anónimas. Siempre estuve aquí es una aserción enunciada desde la primera persona del plural –si se me permite la paradoja– y como tal importa un poderoso acto afirmación y posicionamiento político de las minorías siempre olvidadas y amenazadas.

 

Finalmente, en The Lives of Plants (La vida de las plantas) Janet Laurence (Sydney, 1947) ha compuesto un espléndido herbario con especies medicinales locales que no solo nos embriaga por su concentrado aroma vegetal, sino que nos invita a pensar en sus virtudes curativas y mágicas. Pero acaso lo más interesante en esta exhaustiva recopilación resida en el hecho de que a semejanza de la sintaxis barroca hecha de hipérbatos, la artista las combina y yuxtapone con sus representaciones, es decir, con dibujos, grabados e ilustraciones de las plantas (apelando tanto a iconografías medievales como a sus propias realizaciones), insertando tules que “protegen” las especies e imprimen movimiento al conjunto, e hincando otros objetos como los tubos de laboratorio que nos remiten a su traducción química, a sus usos farmacéuticos e industriales. Con esta profusión de elementos heterogéneos, la instalación nos viene a recordar cómo la vida de las plantas no es un asunto que atañe exclusivamente al orden de la naturaleza sino que es también un hecho cultural y económico, o sea, que nos incumbe de un modo íntimo, pues nuestra relación con ellas es parte de las formas con las que respondemos a nuestras necesidades materiales y espirituales, vale decir, a las exigencias del cuerpo, tanto como su explotación industrial atañe a los imperativos del capital.

 

He aquí esta bella muestra, pequeña, pero de una coherencia interna y de una consistencia estética indiscutibles. Con ella la Bienal de Cuenca nos solo ha inaugurado la agenda de su XIII edición, sino que ha abierto un diálogo de sur a sur, del Austro ecuatoriano a la Australia oceánica, pues no olvidemos que el nombre de “Australia” procede del latín australis, esto es, “del sur”, dos territorios a su manera incógnitos para la mayoría del planeta, pero que a través del arte empezamos a hermanar y a descubrir con alegría.

 

Fuente: @bienalcuenca / exhibición de la obra: Frágil

Fuente: @bienalcuenca / exhibición de la obra: Frágil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS
    Ph: Jorge Peláez Salinas

    EVHA viene acompañado de un artista Internacional

    La banda de Mateo Kingman, EVHA, se dio una vuelta por las 3 ciudades principales de Ecuador junto a los …

    Leer más

    El ahogado (César Dávila Andrade)

    Salir en la noche, pálida ya de aurora,
    y elegirse entre los ahogados más humildes en el Señor.
    César Dávila
     
    Yo fui el …

    Leer más

    Poesía quemada

    …/Y te quemaré en mí, Poesía!…/
    César Dávila Andrade
    Así con el fragor de una batalla, con el estrépito de la metáfora, …

    Leer más

    Entrevista a Jorge Dávila sobre la vida y obra de César Dávila

    Las pasiones, las profundas búsquedas y la vida bohemia de César Dávila Andrade están muy presentes en cada una de …

    Leer más

    César Dávila Andrade

    Hace algún tiempo, para la Biblioteca de Autores Ecuatorianos, BAE, de la Universidad Particular de Loja, escribimos una reseña biográfica …

    Leer más

  • AGENDA REPÚBLICA SUR
  • ÚLTIMA EDICIÓN