Un Año de Cómics

Literatura & Cómics
Ene, 2018
Artículo por Sergio Roca
Este artículo tuvo: 213 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar

Fuente: http://www.normaeditorial.com/

Siempre es difícil hacer resúmenes anuales destacando lo mejor de cada campo, en este caso, intentaré indicar un puñado de cómics, que, por lo menos a mí, me han hecho disfrutar como un enano.

Este tipo de listas, siempre son injustas y se quedarán fuera, muchas obras en las que merece muchísimo la pena sumergirse y perderse entre sus viñetas, como por ejemplo el impecable Thor de Aaron, Southern Bastrads (también de Aaron, el guionista más en forma de la actualidad), o alguna serie de DC Rebirth, como por ejemplo Flash, Superman, Hal Jordan and The Green Lantern Corps (lo siento, me dejo fuera el Batman de King, que es una serie que no me está gustando demasiado) o Seven to Eternity de Renemender y Opeña (brillantísimo el trabajo de éste último).

Después de un buen montón de días dándole vueltas al asunto, me voy a quedar con las siguientes obras, espero que las disfrutéis tanto como lo hice yo.

Nameless

Image Comics, Grant Morrison y Chris Burnham.

Después de unos proyectos alejados de la tónica habitual del genio escocés (por ejemplo Happy) o directamente, que dejaron algo que desear (Multiverso, pese a la genialidad de Pax Americana), el revolucionario escritor nos regala una de esas maravillas que solo unas cuantas mentes elegidas son capaces de concebir.

Un extraña organización decide reclutar al ocultista conocido como Nameless, para embarcarlo en una misión espacial (sí, sí, habéis leído bien, espacial) para que les ayude a detener el futuro impacto de un asteroide contra la tierra que amenaza con destruir toda vida, el problema, es que, posiblemente, no necesite hacer impacto para exterminar a la humanidad ya que, una serie de gigantescos símbolos en la superficie del asteroide, indican que es mucho más de lo que parece.

Lo que puede parecer un argumento de película de Hollywood, se convierte en una pesadilla de terror místico/cósmico, en la absolutamente nada es lo que parece, llegando incluso a dudar el lector, de que todo lo que está leyendo sea la fantasía de un perturbado, pero… ¿Podemos estar seguros?

Una historia que te atrapará desde la primera página, con giros y contragiros sorprendentes, donde los detalladísimos y grotescos lápices de Burnham, se adaptan a la perfección al tono de las historias, con una composición de página y una narrativa (llega a contar una historia en las viñetas y otra muy distinta en los espacios entre ellas) realmente brillante.

La Visión

Marvel, Tom King, Gabriel Hernández Walta y Jordie Bellaire.

A primeros de este año, concluía una de las series más aclamadas (y sorprendentes de los últimos años), que ha cosechado premios por todos los salones y convenciones del mundo.

¿Qué pasaría si un androide decidiera construirse una familia e intentara vivir el sueño americano?

Este es el interesante punto de partida de la serie, una premisa que, en sí, no es excesivamente original, pero claro, debemos tener en cuenta que Visión es uno de los miembros destacados de Los Vengadores y que la familia que se ha construido, ha sido creada en base a criterios puramente lógicos, ajenos a toda emoción o sentimiento.

Si esperas la típica historia de superhéroes, estás muy equivocado, aquí encontrarás una historia, que baila entre lo cotidiano y lo dramático, entre el suspense y la ciencia ficción más alocada.

El estilo de Walta, tan expresivo, sin líneas cinéticas de movimiento, con un nivel de detalle impresionante y la paleta de color de Bellaire te harán sentirte un vecino más del sintetizoide hijo de Ultrón y devorarás páginas como pocas veces has hecho antes.

Si amas a los superhéroes, este es tu cómic, si los odias, amigo mío, este también es tu cómic.

The Sheriff of Babylon

Vertigo (DC Comics), Tom King, Mitch Geralds

Yo no soy muy amante del cómic bélico, ni de las historias policiacas (más que poco, nada en absoluto) pero el señor King (este hombre ha estado sembrado este año), extrabajador de la CIA, nos ha regalado un relato en el que seremos testigos presenciales de la ocupación americana en Irak, después de haber derrotado de Saddam Hussein.

Un asesinato en una base americana, hace que el gobierno estadounidense, destine a la investigación a Christopher Henry, el cual, tendrá que relacionarse los personajes que te esperas en una historia de ese tono y que se desarrolla en ese marco, militares, insurgentes, terroristas, sus familiares, agentes de la policía de Saddam… pero la aproximación del autor a dichos personajes, hace que la trama del asesinato, sea lo que menos te importe de esta obra (que no es que no tenga importancia) y te sumerge de pleno en los diferentes puntos de vista que hay en una ocupación de este tipo, donde el peso fundamental de la historia, lo llevan las relaciones de los personajes y su desarrollo.

El dibujo de Geralds, te ayuda a introducirte a la perfección en un ambiente decadente, sucio, pesimista y realiza una narración muy clásica a la par que rompedora (brillante su uso de las onomatopeyas).

I Hate Fairyland

Muchos conoceréis a Skottie Young por sus portadas para Marvel, donde transforma a todos los personajes en bebes que pelean entre ellos de manera bastante graciosa o de la adaptación de El Mago de Oz en la que trabajó.

En esta ocasión (como autor del guion y el dibujo) nos cuenta la historia de Gertrude, una niña que ama los cuentos de hadas, que un buen día, desea poder vivir en un mundo de cuento de hadas… dicho y hecho…

La buena de Gertrude, termina transportada a Faryland, mundo donde residen todos los personajes de cuentos de hadas (salvando los temas de derechos, claro está) , con el problema de que queda atrapada en él, cumpliendo año tras año, madurando, pero siendo incapaz de escapar de su deseada cárcel o de crecer, por lo que sigue manteniendo su cuerpo de niña.

Llega un momento, en el que nuestra adorable protagonista, decide que ya está bien y que hará todo lo posible por escapar de su propio deseo, entendiendo «todo lo posible», como una orgía de destrucción y muerte, donde quemará, disparará, descuartizará o acuchillará a todo lo que sea necesario para poder huir.

Una maravilla visual que es puro entretenimiento, donde ese estilo “infantil” y cartoon que tiene Young, hace que disfrutemos y riamos cada vez más con los castigos a los que somete Gertrude a los personajes que tanto se parecen a los que hemos amado desde nuestra infancia.

Si quieres diversión en estado puro, no te lo pienses y únete a nuestra amiga Gertrude.

Y de entre todas las obras de este año, si sólo tuviera que quedarme con cuatro, serían éstas.

¡¡Nos vemos en los tebeos!!

Fuente: Skottie Young


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS

    Se buscan auspiciantes para el horror

    Cuando pequeña escapaba del frío y de los rezagos familiares del colonialismo en la biblioteca de mi abuelo que consistía …

    Leer más

    Black metal noruego

    La oscura sinfonía del Norte en Oslo y Bergen
    Quizás un músico buscaba la morada del Norte en oscuras sinfonías, su …

    Leer más

    Festival La Orquídea

    Del cine al espectáculo
    Desde Francis Ford Coppola hasta Miguel Bosé, estos fueron algunos de los artistas que formaron parte de …

    Leer más

    Entrevista a Filmarte

    Gabriel Páez e Isabel Rodas
    Nos reunimos de nuevo, después de mucho tiempo, con los cabezas de Filmarte: Isabel Rodas y …

    Leer más

    Entrevista a Andrés Zambrano

    Por el estreno de la obra El Público, de Federico García LorcaUna pequeña entrevista al director de la famosa y …

    Leer más

  • AGENDA REPÚBLICA SUR
  • ÚLTIMA EDICIÓN