Factory o las fábricas ejercicios de costura en la obra de Francisco Vargas Huaiquimilla

Literatura & Cómics
Dic, 2016
Artículo por Poli Roa
Este artículo tuvo: 389 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar

Fuente: poetassigloveintiuno.blogspot.com / Factory - Vargas Huaiquimilla

Cuando hablamos del trabajo de Francisco Vargas Huaiquimilla (1989) debemos pensar en una fábrica, una maquinaria, una tecnología que está al servicio de la costura de una escritura que trabaja el cuerpo-territorio, transformándose en una reiteración de ejercicios que conectan en su proyecto de corte y confección límites que sólo veremos en el futuro.

 
Es un artista que reside actualmente en la ciudad de Osorno, Chile. Cuenta con estudios formales en servicios de turismo y Psicología en la Universidad Santo Tomás de Osorno. También ha participado de los talleres literarios y de artes visuales en Balmaceda Arte Joven los Lagos, así como de laboratorios de escritura en la Universidad de Los Lagos, Osorno junto a Roxana Miranda Rupailaf. Pertenece al colectivo de escrituras, performance y experimentación Delirantes y participa activamente como editor y tallerista junto a Editorial Cartonera Helecho De. También cuenta con publicaciones en diversas revistas literarias, antologías de cuento y poesía. Además de participación en diversas feria del libro y encuentros de escritores a nivel nacional e internacional; Feria internacional del libro La Habana, Cuba. VI Encuentro iberoamericano de jóvenes escritores La Habana Cuba, 2016, entre otras. Factory (libro objeto interdisciplinario) es su primer poemario (Editorial Cartonera Helecho De + Kutral451 Ediciones, 2016).

 
Factory, obra reciente que nace desde las complejidades del territorio-cuerpo que habita cuestionando cada complemento que integra su construcción como sujeto. Desde las escrituras compone un entramado donde el género se pierde y transmuta, la poesía que aborda se teje desde temáticas del margen; cárceles, sexualidades diversas, periferias, cuerpos mapuches, cuerpos de mujeres, cuerpos de otros sin identificación, complementando con imaginarios pop. Las modelos y su famélico andar su más reciente obsesión.

 
Factory nos invita a permanecer en un margen, donde el libro objeto nace de la mezcla de materiales de desechos lo que se une totalmente con el contenido escritural del libro. La porfía de los materiales a no ser olvidados a permanecer y tener una nueva vida, eso nos muestra Factory, la energía que se transforma, la carga social de la “basura , lo visto e ignorado, cada “costura” es el testimonio de aquello, completando su estructura en un libro dentro de una cartera transparente, un bolso de mano, un guiño a ese glamour que permanece vivo en lo ignorado, un ejemplo de hastío como lo demuestra en uno de los versos “Sabes que la joya esconde en su brillo el crimen”, a la vez una muestra latina de la supervivencia del poema.

 
Leer Factory nos permite entrar en todo este mundo, experimentar este libro objeto es escuchar, observar y sentir al autor en toda su complejidad. Y si la experiencia no fuera suficiente nos entrega en su última página un código QR como una señal de un barco perdido en alta mar, nos lleva, nos sumerge a la otra realidad presente, al otro glamour, a la otra basura, y nos lanza gifs de poemas donde terminamos de entender por completo Factory, donde podemos canalizar cada verso en la pantalla de nuestro ordenador. No se puede dejar de hablar de la obra de Francisco Vargas Huaiquimilla o Kütral como le llaman algunos amigos sin mencionar su trabajo performático y visual el cual se conecta todo en una costura como le gusta de llamar, hilos bordando toda una escritura del cuerpo-país cuerpo-territorio en disputa en sus llamados ejercicios del cual el poemario Factory es parte, o de los otros ejercicios como Ejercicio Dactilar que nace desde la herida de nuestras manos las cuales son testigo de esa herida marcada a fuego genético en la huella dactilar. El artista pone de manifiesto su propia vida como re-escenificación de obra en un documental o autoficción biográfica. Todo guiado por el mapa de la mano. La huella dactilar cubriendo todo como rastro de evidencia, crimen, amor o memoria.

 
La propuesta se enmarca en la búsqueda que nace desde el cuerpo. Un cuerpo que posiblemente pudiese encapsular la identidad de un territorio determinado, sin embargo la identidad no es fija y tiene como constante las subjetividades. Por ende en la búsqueda de este cuerpo se piensa desde las subjetividades otras, no dichas en el imaginario oficial, claves en la construcción de este relato histórico y bio-político de un pueblo. Comenzando por abarcar las sexualidades-otras fuera de los parámetros heteropatriarcales, subjetividades étnicas, sociales, artísticas, entre otras.

 
Un tránsito basado en el ejercicio de la reiteración, compartir en la repetición de las escenas, cientos de veces, así como los documentos de identificación, enlazando posibilidades expansivas, un recorrido por un momento o momentos exactos de la vida del artista, un juego que busca establecer la conexión entre el cuerpo-campo-ciudad además de la sangre y sus estructuras como origen de un relato que se extiende desde el nacimiento, la enfermedad y la violencia del territorio habitado. Transporta esta obra desde los objetos como los documentos de identidad falsificados en un mapa de 110 DNI que incorporan el RUN (Rol único nacional chileno) del primer detenido desaparecido en democracia, José Huenante, el cual se mezcla con nombres e imágenes emblemáticas de su territorio, para hacernos partícipes de la visibilidad del nombre y su desaparición al igual que en los textos de su poemario donde versos nos dicen “Sabes mi antiguo nombre/mi apellido lo gritarás/dirás que invoco un caos/que encuentra mis huellas quemando la carne.

 
Es quizás así como Kütral nos intenta incorporar a su bordado corporal, artístico y virtual para poder generar las lecturas necesarias en un sistema de complejos signos que deben ser re-escenificados, re-escritos y reconfigurados como una en la constante reparación de la máquina de costura y escritura de su obra.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS
    Ph: Carlos Maldonado. IG: @yeye.cm

    El anonimato de Boris Vian se luce entre otras propuestas surrealistas

    “Cessio” por Carlos Maldonado. IG: @yeye.cmUn concierto casi sacado de la imaginación de Magritte o de los sueños de Dalí …

    Leer más

    Ph: Jorge Peláez S.

    Un viaje alegroacústico con Esto Es Eso

    La gira acústica de Esto Es Eso pasó por República Sur para abrigar a Cuenca con una velada íntima pero …

    Leer más

    Tierra Sola

    Guayaquil, 14 de mayo del 2018. En las puertas del teatro Muégano, una gran fila de gente esperando a ver …

    Leer más

    El proyecto de la inmanencia. Claves cotidianas para una mirada ausente

    Hace más de noventa años, Martin Heidegger (1), después de cavar hondo sobre la pregunta fundamental formulada por Leibniz (2), …

    Leer más

    Chimbote en el plano cartesiano. Apuntes de política

    Chimbote es un personaje curioso, desagradable y burdo de la literatura ecuatoriana; entre las grietas del realismo social permanece masturbándose …

    Leer más

  • AGENDA REPÚBLICA SUR
  • ÚLTIMA EDICIÓN