“Abandonados en la tierra” 66 años después

Literatura & Cómics
Sep, 2018
Artículo por Javier Lara Santos
Este artículo tuvo: 182 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar

Fuente: Portada primera edición "Abandonados en la Tierra" (1952)

El origen

Hace aproximadamente dos años, en 2016, Mario Rodríguez, del colectivo guayaquileño Ala Cañona, y Lucía Moscoso Rivera, directora de la editorial quiteña Mecánica Giratoria, se reunieron para coordinar ciertas actividades en torno al importante evento que tendría cabida en 2018, exactamente, el 5 de octubre, fecha en la que se cumplen cien años del nacimiento de César Dávila Andrade, poeta mayor del país. Las actividades se pensaron en diferentes áreas y disciplinas culturales. Se formó así la Plataforma Centenario César Dávila Andrade, en la que participan varios colectivos artísticos y culturales. Editorial Mecánica Giratoria planteó celebrar al poeta con una publicación actualizada de su obra.

Este proceso de investigación se fue gestando de una manera comprometida y cercana, pues, como autores actuales y editores, tenemos gran aprecio a la obra del Fakir. Fue así que, a lo largo de varias conversaciones y encuentros con Jorge Dávila Vásquez —el más idóneo estudioso de la obra de Dávila Andrade— se fue concretando la idea de una publicación que aporte con la difusión del trabajo literario de este cuencano universal.

Comenzó así una larga travesía por las bibliotecas del país tratando de encontrar algún tesoro: ediciones perdidas, libros que han permanecido de pie por más de medio siglo entre el polvo y los estantes guardando el oro de las palabras del autor, su silencio, su justicia, su retorno y su lugar en la historia de las letras ecuatorianas y latinoamericanas.

La poesía

Hemos visto, en esta búsqueda, que la obra poética de Dávila es la más conocida y difundida —más que su obra narrativa y ensayística— en ediciones que han aparecido con cierta periodicidad, libros que han nacido póstumamente con intención de rescatar su trabajo.

Por ejemplo, el más reciente, Batallas del silencio (2017) que apareció el año pasado en Cuenca con motivo del encuentro internacional de poesía Festival de la Lira; las antologías de editorial Visor: El dolor más antiguo de la tierra (España, 2015); Materia real, antología, de la editorial Monte Ávila en Caracas (Venezuela, 2010); Obra poética, publicada por la Casa de la Cultura Núcleo del Pichincha, (Quito, 2007); El vago cofre de los astros perdidos, edición de la Universidad de los Andes (Venezuela, 2003); Poesía, narrativa y ensayo, por la Fundación Biblioteca Ayacucho (Venezuela, 1993); Antología poética, que apareció el mismo año en Mérida bajo el sello de Solar de Poesía (Venezuela, 1993), y uno de los poemas más potentes y conocidos de Dávila Andrade, Boletín y Elegía de las Mitas, publicado póstumamente, en edición bilingüe, quichua-español: Mita tarja huiquillapish, por la Casa de la Cultura Núcleo del Azuay (Cuenca, 1968).

La narrativa

En su obra narrativa el panorama es algo diferente; nos llevamos una sorpresa mientras investigábamos y hurgábamos en los archivos históricos. De su trabajo en prosa existen ediciones contadas con los dedos de la manos: Trece Relatos (Quito, 1993) edición de Libresa, de la Colección Antares; Cabeza de Gallo (Quito, 1986) en coedición de Editorial El Conejo con la Editorial Oveja Negra, de Colombia, y su reedición —que incluye otros cuentos— por la Campaña de Lectura Eugenio Espejo (Quito, 2004).

Cabe señalar que existen dos tomos, uno de poesía y el otro que reúne su obra narrativa y ensayística, al cuidado editorial e investigativo de Dávila Vásquez. Estas Obras Completas (Cuenca, 1984) son una coedición de la Universidad Católica de Cuenca con El Banco Central del Ecuador El trabajo más completo realizado sobre su obra hasta la fecha.

El hallazgo

Cuando comenzamos a buscar su primer libro de cuentos, Abandonados en la Tierra, publicado por la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Pichincha (Quito, 1952) nos encontramos con que, incluso en las bibliotecas que conservan los libros más extraños y escasos, no existía. Aquel primer libro de narrativa no figuraba en ninguna biblioteca, museo ni librería del país.

Descubrimos que existía un único ejemplar que se conserva en la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Guayas, un libro bastante maltratado por el tiempo y el clima; tal vez exista algún otro ejemplar que haya sobrevivido a los años en la biblioteca de algún coleccionista o del mismo Jorge Dávila Vásquez, pero como un tesoro personal.

Aquel primer trabajo cuentístico del Fakir ya no existía para el gran público. Un libro descatalogado hace más de seis décadas. Fue así que comenzó la travesía de rastrear esa obra en donde sea.

Descubrimos, entonces, que un ejemplar se conserva en la Universidad de Texas, Estados Unidos. Lo pudimos escanear, pero la calidad de aquel libro tampoco daba para poder realizar una lectura cabal, ya que las páginas estaban demasiado delgadas y se mezclaban las letras, haciéndolas ilegibles.

Así fue que continuamos en la búsqueda, y, por suerte o destino, encontramos uno, ¡un solo libro! En una biblioteca de Mérida, en Venezuela, un Abandonados en la tierra, que incluso conserva el autógrafo original de Dávila Andrade, firmado en el año de 1960 y que está en un admirable buen estado.

Fue así que el libro llegó a nuestras manos. Y, como editores, nos comprometimos con la tarea de volverlo a la vida y al ruedo para el beneficio de lectores nuevos y consuetudinarios.

El libro original contiene una portada e ilustraciones hechas por Osvaldo Guayasamín, amigo personal y contemporáneo del Fakir, sin embargo, para esta nueva edición que verá la luz después de sesenta y seis años, hemos decidido invitar al joven artista Raúl Ayala, quiteño radicado en Nueva York, muralista y dibujante de gran talento, para crear un producto actual pero que conserve el concepto del original.

Este trabajo, pues, requiere de un gran amor por las Letras, por César Dávila Andrade y el legado que nos dejó en su alto vuelo por la tierra.

¡Larga vida al Fakir y a su centenario!

 

Si quieres leer más artículos, ingresa aquí.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS

    Evocando a Foster Wallace


    Entre pliegues y texturas de una broma
    Están dos peces jóvenes nadando y se encontraron por casualidad con un pez mayorque …

    Leer más

    Se buscan auspiciantes para el horror

    Cuando pequeña escapaba del frío y de los rezagos familiares del colonialismo en la biblioteca de mi abuelo que consistía …

    Leer más

    Black metal noruego

    La oscura sinfonía del Norte en Oslo y Bergen
    Quizás un músico buscaba la morada del Norte en oscuras sinfonías, su …

    Leer más

    Ph: Carlos Maldonado. IG: @yeye.cm

    Festival La Orquídea

    Del cine al espectáculo
    Desde Francis Ford Coppola hasta Miguel Bosé, estos fueron algunos de los artistas que formaron parte de …

    Leer más

    Entrevista a Filmarte

    Gabriel Páez e Isabel Rodas
    Nos reunimos de nuevo, después de mucho tiempo, con los cabezas de Filmarte: Isabel Rodas y …

    Leer más

  • AGENDA REPÚBLICA SUR
  • ÚLTIMA EDICIÓN