Dos Fotógrafas, Una Mirada Común

Entrevistas
Mar, 2018
Artículo por República Sur
Este artículo tuvo: 287 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar

Fuente: Fotografía: Fabiola Cedillo

Fabiola Cedillo & Fernanda García

Para nuestra entrevista de este mes, nos reunimos con dos reconocidas fotógrafas cuencanas Fernanda García y Fabiola Cedillo para hablar de sus numerosos proyectos en este 2018, su trayectoria, y por supuesto, de muchas cosas más. Hablaremos en particular del interesantísimo proyecto ya en marcha de Foto-álbum.

En estos momentos tienen un proyecto en común ganador de los fondos concursables del Ministerio de Cultura y Patrimonio. Cuéntennos ¿de qué se trata Foto-álbum?

Fernanda: Es un proyecto que nació de Fabiola y de mi conversando mucho de la fotografía ecuatoriana, de la presencia de mujeres fotógrafas y también de la necesidad de exponer trabajos de fotógrafos ecuatorianos en Ecuador. Muchos de ellos son súper buenos y sus trabajos se exponen en el exterior, sin embargo no se conocen para nada en Ecuador. La idea nace de eso y de la necesidad de ver esos trabajos en el espacio público; de llevar la fotografía a los espacios cotidianos: a la calle, a los edificios, a las orillas de los ríos; que la fotografía se vea de otra forma e invada un poco la ciudad.

Fabiola: No quisimos aplicar [en los Fondos concursables del Ministerio de Cultura] a la categoría de creación sino a la de difusión, porque con la escuela [AULA] tenemos un compromiso con la fotografía que va más allá de la autonomía, se trata de poder hacer que mucha más gente disfrute de la fotografía.

¿Cuál es la temática de Foto-álbum?

Fernanda: El tema de las imágenes y las fotografías que nos envíen las autoras es libre; lo único que deben tomar en cuenta es que su trabajo se expondrá en el espacio público y tiene que insertarse de alguna manera en él. El clima que es muy variable, por ejemplo si presentan retratos,se me ocurre que podrían exponerse en un edificio de vivienda.

Fabiola: El tema es libre realmente. Cada fotógrafa puede enviar varios proyectos, no solo uno. Los proyectos también se escogerán de acuerdo a cómo podrían tener cabida en la ciudad –las ciudades elegidas son Cuenca y Guayaquil–.

Foto-álbum en realidad es una plataforma, un colectivo fundada por las dos. Esta convocatoria es puntual en esta primera edición, no siempre vamos a estar enfocadas en exponer temas de mujeres o fotógrafas mujeres, y como esperamos que esto siga creciendo, el próximo año todo irá cambiando;será un proyecto más abierto, no solo para mujeres sino también a hombres y quizá tenga una temática más definida.

En esta primera edición hemos convocado a fotógrafas, porque en el mundo de la fotografía prima la presencia de hombres y sus trabajos. Decidir que sean fotógrafas también es un llamado de atención sobre una lucha. Ahora mismo, hay muchas mujeres fotógrafas que están exponiendo en el extranjero y aquí no se pueden ver.

¿Desde cuándo y hasta cuando está abierta la convocatoria para el concurso?

Desde el 15 de Febrero hasta el 15 de Abril.Está abierta la convocatoria y se dará a cada profesional 100 dólares de reconocimiento. Pensamos que es necesario este reconocimiento porque más allá de que nosotros hagamos esto de publicar sus fotos, muchos se han acostumbrado a publicar para rellenar revistas, festivales y un montón de cosas con proyectos que han costado dinero, han costado esfuerzo, trabajo, estudios… y dicen «porque te visibilizamos, no hay ninguna retribución».

Esto pasa mucho en el país, no sé si también en el resto de latinoamericana, pero por ejemplo, han publicado fotos mías en otras revistas del extranjero y me han pagado por cada foto; aquí te dicen que publicarán tus fotos y tú tienes que agradecer y ponerte de rodillas. Es casi una ofensa preguntar cuánto te van a pagar por las fotos. Por eso creemos que es necesario este reconocimiento que si bien es simbólico, es lo que podemos dar.

¿A quién va dirigida y quiénes se pueden presentar? 

Va dirigida a mujeres ecuatorianas desde los 18 años en adelante, pueden ser transgénero, estudiantes o profesionales. Lo importante es que nos envíen su proyecto con un pequeño texto donde nos cuenten de qué se trata. La participación es gratuita.

Puede ser en blanco y negro, color, digital, análogo. Una extensión de 10 a 15 fotos, importante es que no es necesario que sean inéditas, pueden haber sido publicadas ya en otros lugares.

Ambas pertenecen a la plataforma latinoamericana de fotografía foto-féminas; háblennos un poco sobreesta plataforma y qué significa pertenecer a ella.

Foto Féminas es una plataforma dedicada a difundir el trabajo de fotógrafas latinoamericanas y del Caribe; es una plataforma que expone un trabajo puntual de algunas mujeres, más o menos unas 30. Escoge a una cada mes y pasa a ser parte del colectivo. Muchas son buscadas por Verónica Sánchez, ella es venezolana y vive ahora Hong Kong. Aun estando lejos, sigue en la búsqueda de estas fotógrafas alrededor del mundo.

También es interesante ver muchas de las fotógrafas ecuatorianas que ingresan viven fuera. Son muchas fotógrafas que no se conocen mucho y viven fuera. Así como Fernanda y yo que hemos estudiado y trabajado vivido fuera por no encontrar una valoración de lo que puedo ofrecer. Latinoamérica es un lugar un poco duro para reconocer el valor artístico y de comunicación, de archivo y de todo lo que implica la fotografía. Además, la fotografía documental tiene que competir con la fotografía para publicidad –que es la que da dinero–; como que la gente no se engancha tanto con la fotografía documental y ver en las plataformas tantas historias juntas genera una cosa súper bonita.

¿Creen que hay conceptos que las unen con diferentes fotógrafas de otros países? 

Me gusta mucho realmente esto porque hemos sido retratadas, denominadas extranjeras y Latinoamérica vista desde el exotismo y la distancia. Retratarnos a nosotros mismos, a nuestras realidades, a nuestros propios intereses que quizá no son los folklóricos o los políticos, sino mas bien es algo más íntimo, está chévere. En la expo que hubo en Perú en Febrero había un par de críticos que me preguntaba por qué hacer una expo solo de fotógrafas mujeres y que si acaso las mujeres ven la realidad de otra manera distinta a la de los hombres y entendían la exposición por ese lado, como que son mujeres que están fotografiando cosas. Yo creo que en ese sentido Verónica lo que pretende es visibilizar a las mujeres.

Las dos tienen estudios en Ecuador yen otras partes del mundo, suponemos que eso les ha formado sus particulares «miradas», cuéntenos de sus experiencias por el planeta.

Fernanda: En mi caso, me ha abierto a algo mucho más lindo. Uno llega a estar completo en relación con los otros; el contacto con otras culturas me llevó a una indagación sobre mí misma. De eso se trata también mi último trabajo que tiene que ver con otros pero también conmigo misma. Vivir en otras partes del mundo te cambia la percepción, te abre muchísimo la mente, te muestra otras realidades, otras formas hacer arte, otras formas de contar; en mi caso, Sudáfrica me pareció un país lleno de energía que me dio para la fotografía. El reto es aprender.

Fabiola: A diferencia de Fernanda, mi contacto con la fotografía fue afuera y la descubrí de casualidad en Madrid. Sí noté y noto que haber estudiado con tipos de gente diferente, con intereses diferentes me abrió internamente. Sin embargo siempre hay nexos parecidos. Yo, por mi bagaje, tengo otra manera de ver el mundo desde los colores y los temas que me interesan.La fotografía es una herramienta para publicar todo eso que tengo. Es muy chévere ver cómo el estar en Madrid siendo de Ecuador es una realidad muy distinta a la de Fernanda que estaba al otro lado del mundo; sin embargo, cuando nos encontramos sí compaginamos mucho en la manera de ver la fotografía.Creo que sin importar el sitio donde hayamos estado, hablamos ese lenguaje, un mismo idioma, tenemos los mismos intereses por comunicar más allá de lo estético…

Ambas pertenecen a la escuela de fotografía AULA, una como directora y otra como profesora. ¿Cómo está siendo la experiencia y el camino de esta escuela?

Fernanda: Bueno, la verdad a mi me ha encantado AULA desde que nació, siempre me preguntaba si en realidad funcionaría. Yo trabajo en la universidad y la experiencia es muy distinta porque los alumnos llegan [a AULA]por su propia cuenta y se ve en ellos un interés y una búsqueda interesantes que no hay en otros espacios. Creo que cada vez irá creciendo. La experiencia ha sido súper bonita, hemos tenido trabajos muy interesantes de los alumnos. A mí me ha encantado que mis alumnos vean trabajos de fotógrafos de otros lados. En muchas escuelas de la ciudad se enfocan más en la técnica en cambio aquí procuramos enseñarles autores, mostrarles lo que está pasando en otras partes del mundo.

Fabiola: AULA comenzó como un sueño que sabíamos que sería difícil porque estábamos apostando por otro tipo de fotografía. Sí que estamos atendiendo la demanda que hay, pero también estamos siendo fieles a lo que nosotros creemos. La escuela se creó pensando en lo que pasa con quienes quieren hacer fotografía análoga: no tenían un espacio; tampoco lo tenían quienes querían hacer fotografía que no estuviera de moda… Creo que [AULA] es un aporte también al despertar otras sensibilidades.

Lo especial de AULA es la narración. Han venido incluso alumnos de Quito y Guayaquil porque es difícil de encontrar en otros lugares. También lo que buscamos es generar un poco de cultura, investigación y un cierto valor hacia lo que se expone, no simplemente consumirlo o desecharlo, sino valorarlo y saber su criterio;hacer que la gente reflexione acerca de las imágenes que hay en las revistas o en la televisión. Debido a que nosotros no tenemos Bachillerato en Artes, no tenemos ningún referente ni pictórico, ni arquitectónico, no sabemos nada en relación con el arte y la culturaa profundidad, entonces, cuando ya estamos grandes, estamos vacíos de todo eso.

También cuentan con su propia revista de fotografía háblennos de ella ¿Dónde la podemos encontrar?

Fabiola: La revista está para mostrar a los alumnos.Quisiéramos tener la posibilidad de que sea mucho más grande y poner a más fotógrafos o más entrevistas, pero por el momento, lo que hace la revista es una pequeña muestra de cada alumno, quizás alguna entrevista y un resumen de la exposición que ha resultado de estos tres meses de curso. Más allá de la escuela, las personas pueden conocer a nuestros alumnos mediante la revista. La pueden encontrar en la escuela ubicada en República Sur, en la Casa de la Cultura y en Palier librería.

Fernanda cuéntanos un poco de tu obra Migraciones que ha salido del país y ha sido publicada en prestigiosas revistas internacionales. ¿Cómo surgió? ¿Esperabas la repercusión que ha tenido?

Este proyecto surgió cuando estaba viviendo en Sudáfrica. Fue un proyecto que tuve la posibilidad de hacer durante dos años, fue como el primer proyecto a «largo plazo». Hasta ese momento había hecho otros quizá de 6 meses.

Entonces surgió de la necesidad de estar en otro país como una extranjera de paso, también de ahí vino la idea de trabajar sobre la migración, hablar un poco sobre movimientos, sobre cómo diferentes personas se movían por los espacios en un nuevo país que les acogía. Decidí retratar estos espacios, a ellas, a sus familiares tratando de formar una sola historia a partir de cinco historias de cinco mujeres que estaban de paso.

También tengo un cuarto libro que está esperando ser publicado.El proceso ha sido un poco complicado porque es bastante extenso y necesita una reedición que lleva ya un año y un poco más. Y si alguien está interesado en editarlo pues sería bueno.

Fue súper importante haber publicado en foto féminas durante el proceso de trabajo Migraciones, porque a partir de ahí, el libro ha podido salir a otros espacios, ha ido por Chile, Estados Unidos, México. No me imagine que el proyecto terminaría difundiéndose a tantos espacios.

Fabiola,Los mundos de Tita ha sido un éxito en todas las partes del mundo, háblanos de ese proyecto y cuánto te ha ayudado o frenado en tu carrera.

Estoy contenta con Los mundos de Tita. Es muy chévere cerrar un proyecto que uno lo tiene ahí y no termina de cuajar, ya sea por la parte económica o por la dispersión de uno mismo que está en un país y luego en otro; saber que este proyecto generó mucho intereses en muchas personas que me escribían bastante sensibles en cuanto a la historia, a lo que se contaba que era sobre mi hermana mayor Tita que tiene discapacidad intelectual, sin embargo, ese no es el punto principal de la historia, sino más bien el pretendo hacer reflexionar sobre otros tipos de comunicación, otras realidades y no la cuadriculada –llamémosla así–.

Por ejemplo,recibí de un chico que compró el libro, una carta súper larga que había removido muchas cosas en él. Eso me hizo pensar que qué bien que ese proyecto no se quedara en el cajón de mi escritorio. Después al verlo ganar en festivales, al ver que era clasificado en lugares importantes… me hizo sentir que había hecho las cosas bien y que era necesario mostrarlas, a partir de eso también surgió la escuela, todo fue encadenado.

El libro sí que me hizo posicionar realmente como fotógrafa. Antes,aunque hubiese tenido estudios de escultura –también soy escultora–no tenía un proyecto de escultora que me hiciera sentir «escultora»en cambio, con el libro, soy fotógrafa; le puedo mostrar a todo el mundo y tiene cabida mas allá de cualquier cultura,está en China en Moscú, ha ganado premios en Alemania. Más allá de la historia que pueda contar, algo muy personal consigue conectar con gente totalmente diferente que quizá nunca llegan a leer el último texto y las imágenes sean suficientes.

Ahora quiero hacer otros proyectos y no todo me resulta tan interesante, también porque ningún proyecto va ser más importante que este, no por el contenido de imágenes o por lo que cuente sino porque es mi hermana. Voy en Junio a Lima a fotografiar desde otra mirada más lejana pero igual de importante.Otros proyectos se han quedado un poquito parados por la escuela. Además creo que cada fotógrafo tiene su ritmo de trabajo, yo me conozco, sé que soy de procesos lentos. Tampoco tengo ninguna prisa en tener un proyecto que se exponga o llegue algún lado, más bien la fotografía es algo personal; lo que me interesa es que sea algo honesto y que no sea algo que pretende ser.

Les invitamos a la convocatoria de Foto-álbum y a la escuela que está abierta para todo mundo, lo único que tienen que hacer es venir con ganas.

Fuente: Fotografía: Fernanda García


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS
    Ph: Jorge Peláez Salinas

    EVHA viene acompañado de un artista Internacional

    La banda de Mateo Kingman, EVHA, se dio una vuelta por las 3 ciudades principales de Ecuador junto a los …

    Leer más

    El ahogado (César Dávila Andrade)

    Salir en la noche, pálida ya de aurora,
    y elegirse entre los ahogados más humildes en el Señor.
    César Dávila
     
    Yo fui el …

    Leer más

    Poesía quemada

    …/Y te quemaré en mí, Poesía!…/
    César Dávila Andrade
    Así con el fragor de una batalla, con el estrépito de la metáfora, …

    Leer más

    Entrevista a Jorge Dávila sobre la vida y obra de César Dávila

    Las pasiones, las profundas búsquedas y la vida bohemia de César Dávila Andrade están muy presentes en cada una de …

    Leer más

    César Dávila Andrade

    Hace algún tiempo, para la Biblioteca de Autores Ecuatorianos, BAE, de la Universidad Particular de Loja, escribimos una reseña biográfica …

    Leer más

  • AGENDA REPÚBLICA SUR
  • ÚLTIMA EDICIÓN