Entrevista a Guardarraya

Entrevistas
Jun, 2018
Artículo por República Sur
Este artículo tuvo: 233 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar

Fuente: República Sur

Álvaro escribe cosas que la gente quiere gritar

 

Guardarraya dio un conciertazo en Cuenca como parte de la gira promocional de Me fui a volver. El evento fue el sábado 19 de mayo en el teatro Carlos Cueva Tamariz. Un día antes estuvieron en República Sur para conversar un poco con nosotros. Nos contaron sobre su trayectoria y sobre cómo esta ha desembocado en su nuevo disco.

Álvaro Bermeo, Andrés Caicedo, Jason de la Vega y Franco Aguirre coincidieron en una cosa muy especial: Guardarraya evoluciona, pero no miente… esa autenticidad es la esencia de Guardarraya.

Son dieciocho años de carrera y cinco discos, pero ¿cómo se ha forjado esta gran trayectoria?

Álvaro: Creo que la razón por la que hemos sobrevivido es por el gusto de tocar. Si eso no nos hubiera acompañado durante todo este tiempo, frente a todas las dificultades que siempre existen, creo que ya no estaríamos… como le pasó a tanta gente que comenzó generacionalmente con nosotros. Pero, por suerte, siempre hemos tenido ese gusto de reunirnos a tomar un trago y hacer musiquita. Además de que las tablas son adictivas también. O sea, ese gustito de volver a estar con el vértigo del público y de tocar en vivo… eso también ha sido una gran fuerza motriz. También hacer los discos es algo que nos ha tenido ahí. Esa es la razón sustancial por a que seguimos juntos.

El sonido y el estilo de Guardarraya se han vuelto fácilmente reconocibles.¿Cómo han evolucionado?¿Ha evolucionado el sonido de Guardarraya en este último disco?

Jason: Si te pones técnico, hay nuevas sonoridades y timbres. Pero no creo que los tecnicismos sean lo más importante. El compositor… sin duda el compositor, que es la guía y la columna de toda esta música también evolucionó un montón. Porque no es que el productor musical se inventó un bolero… no pues. El compositor nos llevó a estos otros lugares. Entonces, el Me fui a volver, para mí, se hace de alguna manera súper psicodélico; es un viaje psicodélico de muchas sonoridades por lo que te digo: timbres y también composición. Y eso es, yo creo, lo que sigue siendo muy Guardarraya.

En este sonido, está claro que las letras de Guardarraya son la cotidianidad, la calle… es Quito. Al final, ¿ustedes creen que los deja un poco «regionalizados»? o ¿están buscando romper con eso?

Álvaro: En Guardarraya nunca ha habido la intencionalidad de romper nada. Yo no siento que estamos tratando de redefinir nada. O sea, no voy a hacerme el virgen. Sí cacho que hay un pacto de la música y hay una redefinición para las nuevas generaciones. Pero no es que estamos tratando de redefinir nada. Creo que es muy evidente la personalidad del productor musical en el disco, como debe ser.

Tampoco sentimos riesgo en experimentar, como en Didascalia u Hoy, porque se van por otro lado. Siempre el disfrute de la banda fue darle por donde nos guste.

Jason: El riesgo sería no hacerlo.

Álvaro: ¡Claro! Más bien así siempre fue la naturaleza de Guardarraya. Por eso a veces suena un son, a veces suena más rock; ahora hay cosas más disco.

Me fui a volver lo grabaron en una casa a las afueras de Quito. Cuéntennos qué tal ha sido la experiencia de vivir todos juntos como muchachos de quince años.

Álvaro: Eso fue bacansazo, porque era como un viejo anhelo. Y, la verdad, tiene que ver con… hay una película que se llama Sensaciones, de Juan Esteban Cordero.

Andrés: Es el relato de una banda que se va de viaje.

Álvaro: Y los manes se meten en una casa por el páramo del Cotopaxi; desde entonces —al menos a mí—, me quedó esa pica… Era un viejo interés que yo pensé que era una suerte de sueño desechado, justamente las complicaciones de los trabajos, del guagua, de la mujer, etcétera, etcétera…

Franco: La parte técnica también.

Álvaro: Pero dando gracias a dios, las cosas se dieron y nos prestaron una casa de hacienda en Cayambe. Increíble. O sea, como mandada a hacer, por el espacio, por la madera, por toda la huevada. Y al menos eso es motivo de mucho orgullo para la banda. Voy a ser exagerado: podrá ser el peor disco, pero tiene una sonoridad genuina. Justamente esa cosa, esa parte orgánica genuina nos dio esa casa; porque no va a sonar igual en otra parte.

O sea que tuvieron bastante tiempo para compartir entre ustedes, ¿para conocerse como músicos tal vez?

Álvaro: No, no, eso ya suficiente [risas].

Y ahora que ya están presentando en vivo las canciones del nuevo disco, ¿cómo está acogiendo la gente estos nuevos temas?

Álvaro: ¡Bien! La acogida del disco ha sido buenaza. Se ha vendido más de lo que pensábamos. Ya vamos, creo, por la tercera impresión del disco.

Andrés: Todos los shows han sido soldout.

Álvaro: Y este disco, además, cuenta con dos canciones que La Diabla y Samba Surreal que como que ya existieron antes del disco. Entonces la gente ya las conocía. Pero hoy por hoy, el disco entero se lo saben a veces hasta mejor que yo.

Es bastante interesante que se estén presentando en teatros, en Loja se presentaron en el Benjamín Carrión. ¿Qué tal esta experiencia de tocar en un teatro? Porque la gente está sentada, fría… no sé. ¿Qué tanto se compenetra la gente con la banda?

Álvaro: Para nosotros es complicado, sobre todo por el tema del alcohol. Porque nuestro público está acostumbrado a «hacerse bosta».

Franco: …o a subirse chumaditos.

Jason: P**a, esa es la plena, tal cual.

Andrés: Y eso crea una dinámica con nuestro público superapasionada… y estamos acostumbrados a que, desde el primer tema, la gente esté «¡Aaah!». En el teatro, obviamente nosotros estamos fríos, la gente está fría y es ese diálogo de «poco a poco los vamos conquistando».

Álvaro: Pero, hasta ahora, todos han terminado bailando. Incluso en Loja. A pesar de todo, se ha logrado conquistar a los públicos.

¿Creen que se deba a algo especial?

Andrés: Nuestro sonidista, una vez, conversando justo de esto, le pregunto«¿vos alguna vez has visto algo así?; ¿por qué crees que es?» y él me dice «yo cacho que este man[Álvaro] escribe cosas que la gente quiere gritar».

Álvaro: Es que hay muchos temas que no sólo tocamos como en el disco, sino mucho mejor. Y eso, modestia a parte, siempre ha sido una característica de Guardarraya: que cuando vamos al escenario representamos lo que la gente escucha. O sea, no le mentimos a la gente en el disco. El rato que vas a escuchar, vas a escuchar lo que está en el disco y hasta quizá tengas… unas sorpresas extras.

En el concierto se confirmó todo el orgullo que exhibe Guardarraya. Efectivamente, es una banda que demuestra toda su trayectoria y autenticidad en el escenario. A tal punto que la gente también las siente. En el Carlos Cueva no fue la excepción, hubo gente que se puso de pie desde la primera canción. Pero a partir de «Hoy», los casi 800 asistentes [el 90% de la capacidad del teatro] se paró para bailar con Guardarraya.

 

Si quieres leer más entrevista, ingresa aquí.

 

Fuente: República Sur


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS

    Entrevista a Andrés Zambrano

    Por el estreno de la obra El Público, de Federico García LorcaUna pequeña entrevista al director de la famosa y …

    Leer más

    Poesía y ciudad también se pueden escribir con M

    Una de las características menos laureadas de la poesía y su complejo transitar entre las páginas del tiempo es la …

    Leer más

    Somos escenario del mundo

    Escenarios del Mundo, Festival Internacional de Artes Escénicas de Cuenca se ejecuta del 26 de septiembre al 7 de octubre …

    Leer más

    Cuando las resistencias son (pre)históricas

    Tenemos tan interiorizada la mirada masculina que siguen sorprendiéndonos noticias, artículos o ensayos que cuestionan nuestro enfoque falocéntrico y proponen …

    Leer más

    El Sur Cine Lab o los caballeros de la triste figura

    Como un guerrillero cruzando una montaña echa de harapos, el viento aplastándole la espalda, la sonrisa casi de escarcha vieja, …

    Leer más

  • AGENDA REPÚBLICA SUR
  • ÚLTIMA EDICIÓN