Lo que viste y lo que deberías haber visto en 2017

Cine & Series
Ene, 2018
Artículo por Rosalía Vázquez
Este artículo tuvo: 174 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar

Fuente: Game Of Thrones

Otro año que se termina en medio de ese extraño espíritu festivo que alimenta esperanzas ingenuamente optimistas como dejar de fumar, hacer ejercicio o leer más y ver menos TV (o Netflix, YouTube o cualquiera que sea la plataforma de streaming legal o pirata de tu preferencia).

La verdad es que no importa cuántas veces lo intentemos, ser realistas en fin de año es prácticamente imposible, así que saltamos el viejo pensado en todas esas cosas que haremos en un universo utópico en el que seremos mejores, más inteligentes, más guapos, más light… más más.

Embriagados por el optimismo de la temporada y sabiendo que no nos desintoxicaremos de él por completo hasta febrero, hemos decidido aprovechar la viada psicológica que todos agarramos en medio de las camaretas y los testamentos para revisitar los aciertos y las decepciones de las mejores series de 2017, esas que de seguro viste y aún no superas; o esas que si no viste, deberías (como quien terminamos lo que dejamos pendiente).

Lo que viste (o deberías ver)

Game of Thrones (temporada 7) – HBO

Debemos reconocer que nuestro apego incondicional por este épico show (que nos ha roto el corazón más veces que ese ex con el que no mismo) nos impide aceptar que, objetivamente, la séptima temporada del mayor éxito de HBO no estuvo a la altura, ni de nuestras expectativas o del estándar de otras entregas.

Aunque su calidad cinematográfica no decepcionó en absoluto, sobre todo en las escenas de acción en las que el realismo de los dragones, la maestría de los planos secuencia y la genialidad del tono y el ritmo nos tenían con los pelos de punta; la séptima temporada de GOT estuvo plagada de desaciertos que se originaron debido al escueto tiempo que la televisora les dio a los productores: siete episodios que devinieron en una exceso de elipsis que deformaron el ritmo de la narración y la evolución realista de los personajes.

Los saltos apresurados de tiempo y la ausencia de historias en la ruta nos regalaron incoherencias terriblemente molestas y recurrentes como el viaje chasqui-flash de Gendry y muchas otras que no mencionaremos por consideración a quienes no han visto la serie (pero, ya en serio, ¡¿por qué no han visto GOT?!).

Aun así, los escritores se las arreglaron para equilibrar la icónica dosis de muertes con dos o tres momentos felices que terminaron siendo más agridulces que un chicle ácido y, por lo tanto, totalmente dignos de GOT y, aunque lo neguemos, nuestros favoritos de esta temporada.

Stranger Things II (temporada 2, valga la redundancia) -Netflix

Si bien el final de la primera temporada nos dejó impacientes y con más incertidumbres que el caso Odebrecht, la segunda temporada de Stranger Things promete y no decepciona (excepto en el episodio siete o todo lo que se relaciona con el hermano de Max, pero, aceptémoslo, nada es perfecto).

Cuando volvemos a Hawkings, nos enfrentamos con el aftermath del rescate de Will y no hablamos solamente de estrés post traumático o el corazón roto de Mike, no, hablamos de nuevos conflictos que sin duda hacen de Stranger Things una narración no solamente entretenida, sino meticulosa que no descuida las reglas de su universo o el crecimiento de sus personajes.

Historias como la investigación de la muerte de Barb, la aparición de Dart, la nueva vida familiar de Once o la incorporación de personajes como Bob y Max nos permiten explorar nuevas facetas de los personajes y su relación con el mundo al revés, y aunque el final se desequilibra con una dosis un poquito excesiva de momentos dulces, es absolutamente satisfactorio (#comadiabético).

Rick and Morty (temporada 3) – Adult Swim

Universos paralelos, distintas líneas de tiempo simultáneamente, planetas intoxicantes y por supuesto, la pistola de portales; él, no solo domina cada una de estas situaciones, sino que junto a su sidekick no dejará de fabricar aventuras.

Rick and Morty es una serie que se caracteriza por un humor bastante crudo, negro, y por qué no, acido. Sin embargo, no se dejen engañar por su halo de comedia, la verdadera esencia de este universo animado es la soledad.

Esta narración reflexiona sobre la posesión de poder y la existencia, sus temáticas aparentemente ligeras aluden a la alienación que todos sufrimos, esa que nos empuja a buscar otras realidades a escapar… Wubba lubba dub dub! (en el idioma de bird person significa “I’m in great pain, please help me”).

Lo que viste, pero no deberías ver

13 Reasons Why – Netflix

Aunque esta adaptación de la novela homónima de Jay Asher tiene numerosos aciertos estéticos como una increíble banda sonora o una envidiable cinematografía cuyas transiciones nos permiten navegar los numerosos flashbacks sin perder de vista el tiempo presente; 13 Reasons Why juega de manera simplona y torpe con temáticas decididamente trascendentales para su audiencia.

La historia cuenta el porqué (o mejor dicho los porqués) del suicidio de Hanna Baker, quien ha dejado varios casetes que explican las razones de su muerte.

A pesar de arriesgarse con una temática como esta, la serie falla al balancear la dosis moralina políticamente correcta y drama de TV, simplificando la explicación de Hanna en trece motivos que incluyen peleas de amigas, rompimientos, bullying y más clichés del libro de los dramas gringos de adolescentes.

El resultado es una narración de admirable calidad cinematográfica y poco y cuestionable contenido, que, aunque pretendía iniciar una necesaria discusión pública sobre el suicidio o la violación, terminó por simplificarlos de manera sensacional y a favor del impacto visual y estético.

Lo que deberías ver

Lovesick (temporada 3) – Netflix

En 2014 Channel 4, el canal responsable de series que amamos con locura (como Black Mirrow o Skins) lanzó Scrotal Recall (que fue renombrada Lovesick cuando Netflix la reestrenó en 2016).

Aunque la serie no presentó una temporada nueva en 2017, lo hará el primero de enero de 2018 y ¿qué mejor manera de empezar el año que poniéndose al día con esta joyita? La serie narra la vida de Dylan, un hombre de veinteytantos que después de descubrir que tiene una enfermedad de transmisión sexual debe comunicarse con todas sus exnovias.

Esta comedia se teje entre flashbacks en los que, no solo conocemos a las exes de Dylan, sino cómo su presencia ha afectado su imaginario sobre amor y por lo tanto sus conflictos presentes. Esta historia ofrece una honesta mirada que no escatima de humor para conmover y reflexionar, sin clichés o recursos prefabricados, sobre la amistad y la delgada línea que la separa del amor.

 

Fuente: Lovesick


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS
    Ph: Jorge Peláez Salinas

    EVHA viene acompañado de un artista Internacional

    La banda de Mateo Kingman, EVHA, se dio una vuelta por las 3 ciudades principales de Ecuador junto a los …

    Leer más

    El ahogado (César Dávila Andrade)

    Salir en la noche, pálida ya de aurora,
    y elegirse entre los ahogados más humildes en el Señor.
    César Dávila
     
    Yo fui el …

    Leer más

    Poesía quemada

    …/Y te quemaré en mí, Poesía!…/
    César Dávila Andrade
    Así con el fragor de una batalla, con el estrépito de la metáfora, …

    Leer más

    Entrevista a Jorge Dávila sobre la vida y obra de César Dávila

    Las pasiones, las profundas búsquedas y la vida bohemia de César Dávila Andrade están muy presentes en cada una de …

    Leer más

    César Dávila Andrade

    Hace algún tiempo, para la Biblioteca de Autores Ecuatorianos, BAE, de la Universidad Particular de Loja, escribimos una reseña biográfica …

    Leer más

  • AGENDA REPÚBLICA SUR
  • ÚLTIMA EDICIÓN