Ficción versus realidad

Cine & Series
Oct, 2015
Artículo por César Solano O.
Este artículo tuvo: 504 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar



  • Fuente: theholymountainlamontanasagrada.com / La Montaña Sagrada 1973

    En primer plano vemos una escuela en la ciudad de Tehe-rán de la que salen niñas con sus uniformes. La cámara se centra en una niña de seis años, su nombre es Mina. Ella espera que su madre la recoja, pero nunca llega. Mina se ve obligada a regresar a casa sola, pero no sabe su direc-ción y recuerda muy poco del camino a casa. Pide ayuda a extraños en la calle. Hasta aquí, la película Ayné (1997) de Jafar Panahi, guionista y director iraní, se presenta como una narración minimalista, con una clara referencia al cine de Abbas Kiarostami, con quien había trabajado y de quién toma, indudablemente, algunos elementos para su cine.

     

    Mina toma autobuses equivocados que al parecer la alejan de su casa. En uno de ellos va junto al conductor y su ayudante y no quiere responder a lo que le preguntan. De pronto, la niña mira a la cámara y dice: “¡No quiero actuar más!”. En seguida se da paso a otra cámara que muestra al director acercársele y preguntarle qué le ocurre, mientras la niña se saca el yeso que tenía en el brazo e incluso el velo que cubría su cabello. La niña pide que se detenga el autobús y se baja muy molesta. Se puede ver al interior del autobús al equipo de rodaje: el camarógrafo, el sonidista y una serie de ayudantes, quienes intentan resolver este problema.

     

    ¿Qué ha ocurrido? Se ha roto con la ficción. Los espectadores regresamos a la realidad, el engaño del cine ha sido interrumpido abruptamente por una niña cansada que se siente maltratada, no sólo en la diégesis, sino en la realidad. Al parecer es un problema inesperado dentro del rodaje de la película; sin embargo es un experimento que el director ha pensado con anterioridad, es decir, no estamos frente a la realidad, sino frente a una nueva ficción. La intensión de Panahi es provocar una pregunta en el espectador: ¿es la ficción real o es la realidad ficcional en el cine?

     

    La realidad y la ficción son dos conceptos que le han interesado a la filosofía occidental, desde Platón. El cine vuelve a poner en juego esta controversia desde una perspectiva más interesante y que no solo es un problema que atañe a los filósofos, sino al público en general. En el momento que la cuarta pared se derriba, o que nos ponemos frente al abismo (mise in abyme), quedamos como espectadores expuestos a este tipo de dudas.

     

    En la escena final de The Holy Mountain [La Montaña Sagrada] (1973) de Alejandro Jodorowsky, nos encontramos con una secuencia en la que ocho hombres se sientan ante una mesa y el que parece ser el líder les dice:

     

    “I promised you the great secret and I will not disappoint you. Is this the end of our adventure? Nothing has an end. We came in search of the secret of immortality. To be like gods. And here we are… mortals. More human than ever. If we have not obtained immortality, at least we have obtained reality. We began in a fairytale and we came to life! But is this life reality? No. It is a film. Zoom back camera. We are images, dreams, photographs. We must not stay here! Prisoners! We shall break the illusion. This is Maya. Goodbye to the holy mountain. Real life awaits us”.

     

    Este personaje se pregunta: “¿Pero es esta vida la realidad?”, a lo que en seguida responde: “No, esto es una película”, y da una orden al camarógrafo para que aleje la imagen (zoom back). En seguida, podemos ver a todo el equipo de producción del filme. La ficción se rompe y quedamos expuesto al engaño del cine; el personaje continúa: “Somos imágenes, sueños, fotografías”. Llega el momento que como espectador nos preguntamos, tal como Descartes en Meditaciones Metafísicas lo hizo: ¿y si existe algún genio maligno (director) que dirá corte y la realidad no es más que una película?, ¿qué garantiza que en realidad no somos solo fotogramas dentro de un film?

     

    Por último, es importante rescatar algunas ideas desarrolladas en La nuit américaine [La noche americana] (1973) de François Truffaut, que es una película dentro de una película (metacine). Su trama se centra en las múltiples decisiones, dificultades y enredos que se viven en el rodaje de la película Je vous présente Paméla. El mismo Truffaut interpreta al director Ferrard. El título de la película ya es un anuncio de lo ficticio que resulta el cine, pues la noche americana es una técnica utilizada en Hollywood para rodar una escena en el día y, con filtros, oscurecer y producir un efecto de noche.

     

    La escena en la que participa un gato que toma leche de un plato, claro guiño a otra de las películas de Truffaut, La peau douce [La piel suave] (1964), el equipo de producción tiene problemas con el gato que han conseguido y deben poner en escena a un gato callejero que lo hace bien. Uno de los actores principales de la película muere en la primera ficción y, para poder terminar la película, debe ser remplazado por otro actor del cual solo se verá la espalda. Constantemente Ferrard explica que el director debe tomar decisiones para que la película tenga éxito y poder cumplir con los tiempos y el presupuesto impuesto por los productores. Esto rompe con la cuarta pared.

     

    El cine es un artificio que asumimos conscientemente como real. Sin embargo, este grupo de películas, intentan mostrar la delgada línea que separa la ficción de la realidad en el cine y nos invitan a pensar sobre nuestra condición en el estatus de ficción y realidad: ¿en verdad existimos en la realidad o somos personajes de una película?

     

    Fuente: La Piel Suave 1964

    Fuente: La Noche Americana 1973

    Fuente: El Espejo de 1997

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS

    Sin spoilers

    Que nos va la vida en ello. ¿Qué va a ser ahora de nosotros/as sin Juego de Tronos?¿Cómo vamos a …

    Leer más

    Esencia o sustancia

    Podría haberme roto la cabeza diez veces y vuelto a armarla cuarenta,y aún así hallar ese hilo de conexión entre …

    Leer más

    Festivalfff 2019: una tarima que no decae y que mantiene su esencia

    El pasado 27 de abril, en la ciudad de Ambato, se desarrolló el XV Festivalfff, un concierto caracterizado por la …

    Leer más

    Las huellas de lo andado

    El lenguaje está condenado a pasar encima de la realidad, moldeando una idea vaporosa en el pensamiento, cuyo material toma …

    Leer más

    Foto: Sebastián Galarza

    Vanesa Regalado: “Cuenca se merece ser la capital operística del Ecuador”

    Don Giovanni es la primera producción operística ecuatoriana que se exporta al extranjero. Después del estreno en Cuenca …

    Leer más

  • ÚLTIMA EDICIÓN