De Aki Kaurismäki a ¿qué es una buena película?

Cine & Series
May, 2018
Artículo por Geovanny Narváez
Este artículo tuvo: 170 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar

Fuente: Aki Kaurismäki

Cuando alguien declara interesarse por el cine, suelen surgir preguntas frecuentes a modo de interrogatorio;por ejemplo: ¿has visto tal o cual película?, ¿conoces tal o cual director? Si la respuesta es negativa, el interlocutor con asombro incriminará: ¡no has visto esa película!, ¡no conoces a ese director!

En esa situación, un buen cinéfilo recurriría a buscar una excusa inteligente;tratará de hurgar en la memoria y afirmar que, en efecto,conoce el nombre del director —y quizá pueda acertar con el título y año de una película destacada—; pero con cierta contrariedad declarará que hasta ese momento no ha visto nada del susodicho.

Lo anterior se ajusta al enunciado:«los cinéfilos saben todo lo que deben saber sobre las películas que no han visto». Esta frase se encuentra en La Distinción (1979) de Pierre Bourdieu. Y es precisamente un affaire de (auto)clasificación el procedimiento de seleccionar, ver y saber sobre tales películas y directores. Es decir, conocer lo que se supone —de acuerdo a un determinado canon—se debe ver y saber.

La versión romántica del cinéfilo se sustenta en el amor desinteresado por el cine que nace cuando ciertas películas le comunican o le hacen sentir algo. Ese algo es un lugar idílico donde se produce el encuentro con la experiencia estética. Pero hay distintas cinefilias o formas en la que se desarrolla ese supuesto amor desinteresado por el cine.

De hecho, una de ellas es un afán de distinguir y distinguirse, de clasificar y clasificarse. Amar el cine de arte no es lo mismo que amar películas de acción. Pero más allá de esta lógica, la cinefilia es una suerte de refugio donde alguien intenta comprender la compleja existencia y el sentido del mundo.

El amor ciego al cine, a veces inefable, es análogo al que encuentran los sectarios o creyentes,ya sea en religiones o en otra forma de idolatría donde se adoran fetiches sin saber por qué. La diferencia radica en que el arte, hay que remarcarlo, es antípoda de las normativas y las convenciones o, al menos, esa es su pretensión y anhelo.

¡No has visto los filmes de Aki Kaurismäki!

Dos personas que no se identifican ni como especialistas ni como cinéfilos me hablaron en situaciones diferentes sobre el tal Aki Kaurismäki. En ese afán de conocer algo que debía conocer, es decir, en el deber de saldar mi ignorancia sobre el carismático director finlandés, comencé mi programación personal.

En efecto, el nombre me decía algo pero no sabía nada más. La razón de tal incompetencia ahora mismo la desconozco. Es probable que una lista de películas se antepuso al hilarante Aki Karausmäki. Posiblemente el nombre y las películas del reputado Kaurismäki no llegaron a mis manos, ojos y oídos antes porque el medio no fue favorable.

Recuerdo que en algún evento académico alguien se refiero a él, pero por desinterés,o más bien por incompetencia, no presté mayor atención. Sea como fuere, desconocía la obra de Aki hasta hace poco. En este terreno, si la ignorancia es un sacrilegio para quienes admiran a este singular director finlandés, presento mi mea culpa.

En esta situación, entre curioso y comprometido,armé el desordenado ciclo con Un hombre sin pasado (2002), película ganadora del gran premio del jurado en Cannes y el premio a la mejor interpretación femenina otorgado a Kati Outinen, actriz fetiche de Kaurismäki.

Entre paréntesis: un director que quiere ser considerado auteur arma un singular proyecto artístico en trilogías con temas, lugares y personajes (del proletariado y de Finlandia, en el caso que nos ocupa) que reaparecen, se citan y se complementan.Aquí, cierre de paréntesis.

Seducido por el singular estilo parco e irónico, procedí, siguiendo eldesorden, con: Le Havre (2011), El otro lado de la esperanza(2017), Leningrad Cowboysvan aEEUU (1989), La chica de la fábrica de cerillaso Tulitikkutehtaantyttö en finés para los puristas (1990), Luces al atardecer(2006) yLa vida de bohemia (1992). La última película de este corto ciclo me llamó particularmente la atención.

 ¿Qué es una buena película?: Los criterios del gusto artístico

Ahora bien, en este instante, si alguien me replantea las preguntas iniciales daré una respuesta positiva, pero casi de manera inevitable,resultarán las siguientes interrogantes: ¿qué te parece?, ¿te gusta? Surge entonces el dilema de encontrar un punto de vista perspicaz sobre la parcial filmografía de Kaurismäki (o de cualquier otro caso). Para ello, como un amateur, me referiré al libro Qu’est-ce que un bon film? (¿Qué es una buena película?) del 2012 de Laurent Jullier para luego proferir mi explicación.

De forma general, Laurent Jullier menciona tres criterios para valorar una película que aparecen a menudo pero en circunstancias diferentes.De hecho, no es lo mismo un comentario espontáneo o una conversación de pasillo o de bar, que una crítica en sentido convencional.

Tampoco es igual una crítica periodística a la de una revista especializada. De este modo, Jullier clasifica los criterios de juicio en «ordinarios», «comunes» y «distinguidos». Los primeros aluden a una suerte de una crítica salvaje y se subdividen básicamente en dos premisas: una buena película tiene éxito (comercial) y una buena película es un logro técnico.

Los segundos, los comunes, apelan a la experiencia cinematográfica del espectador y trata de la relación directa entre sujeto y objeto que invoca tanto lo subjetivo como lo formativo (es decir, la ética y la moral): una buena película es edificante y una buena película es conmovedora.

Por último, están los criterios distinguidos que están a disposición,casi restringida, de los expertos en la práctica, teoría y crítica cinematográficas: una buena película es original y una buena película es coherente. En resumen, los criterios con los que frecuentemente se valora una película son:éxito, técnica, ser edificante o no, emotividad, originalidad y coherencia.

La puesta en práctica de estos preceptos en la filmografía parcial de Aki Kaurismäki podría ser como sigue:

Las películas de Kaurismäki, mencionadas más arriba, no fueron éxitos de taquilla, en el sentido comercial o hollywoodense, pero sí fueron éxitos en los festivales europeos, en el de Cannes y en la Berlinale. En efecto, las obras de Aki se destinan a una cierta franja de público, principalmente a aquel que gusta o tiene la costumbre, afinidad, amor indescriptible de ver cine de arte y ensayo.

Por otra parte, no creo que la técnica utilizada se considere un logro; más bien es original y coherente—pisamos así el terreno de los criterios distinguidos—.

Algunas de las películas de Kaurismäkison bizarras pero a la vez emotivas,están entre la simpatía y la empatía. En general,su lección de la moral y su visión política se construyen en la ironía. Los personajes son expuestos a situaciones absurdas, sin embargo no muy distantes de la realidad.

El mundo y la sociedad —finlandesa y europea—, pintadas en cada obra de Aki,parecen confabular contra el humilde individuo y sus simples aspiraciones: vivir en tranquilidad y ser feliz. Los decorados anacrónicos describen una suspensión de la realidad o un desfase.

Los gestos y diálogos impasibles revelan lo indescriptible, el interior de los personajes. Esta fórmula cinematográfica original,en cuanto a la concepción del espacio, los personajes y las acciones, permite guardar coherencia entre filme y filme. Juzgo entonces conveniente otorgar tiempo a mirar las películas de este director finlandés.

 

Fuente: Aki Kaurismäki


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS
    Ph: Carlos Maldonado. IG: @yeye.cm

    La banda de ska más famosa de Macas hizo moshear a Cuenca

    El ska de Ayawaska y de Los Despachos llenó de saltos y mosh nuestra casa, República Sur. El show empezó …

    Leer más

    Ph: Carlos Maldonado. IG: @yeye.cm

    La OSC lució el talento infantil con una ópera

    Una ópera infantil que incluso los adultos la disfrutamos, aunque El Quinde, el Fuego y El Gigante consiguió ser una …

    Leer más

    Ph: Jorge Peláez Salinas

    EVHA viene acompañado de un artista Internacional

    La banda de Mateo Kingman, EVHA, se dio una vuelta por las 3 ciudades principales de Ecuador junto a los …

    Leer más

    El ahogado (César Dávila Andrade)

    Salir en la noche, pálida ya de aurora,
    y elegirse entre los ahogados más humildes en el Señor.
    César Dávila
     
    Yo fui el …

    Leer más

    Poesía quemada

    …/Y te quemaré en mí, Poesía!…/
    César Dávila Andrade
    Así con el fragor de una batalla, con el estrépito de la metáfora, …

    Leer más

  • AGENDA REPÚBLICA SUR
  • ÚLTIMA EDICIÓN