Cinefilia experta y neófita. Gritos en la sala, leones en Ámsterdam: BIFFF 2017

Cine & Series
Jun, 2017
Artículo por Giovanni Narváez
Este artículo tuvo: 271 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar

Fuente: Cartel del 35th Bifff y Cartel promocional de la pelicula "Prooi"

No se trata de la reseña del BIFFF (Festival Internacional de Cine Fantástico de Bruselas) sino de una breve exploración que es pretexto para hablar de cinefilia y de públicos. Hacia el penúltimo día del BIFFF asistí al reputado evento que desde 1983 se celebra en esa ciudad europea. Días antes, un amigo programador de un cine-club se refirió al peculiar ambiente que se genera allí. De hecho, conocía la existencia del BIFFF, pero tanto la distancia como mis intereses enfocados en otro tipo de cinefilia no contribuyeron a descubrirlo antes.

 

Este año, al igual que las cuatro últimas ediciones, el BIFFF tuvo lugar en el Bozar (Palacio de Bellas Artes de Bruselas) donde varios eventos se suceden: body-painting, exposiciones, debates, ventas de revistas y DVDs, personajes con maquillaje o disfraces que deambulan, y un bar-restaurante instalado para la ocasión. Dignas de mencionar son las sesiones con tres proyecciones durante la noche y el amanecer con desayuno incluido. En este evento espacio-temporal se desarrolla una forma diferente de festival de cine, puesto que se trata de un festival temático que privilegia ciertos géneros ‒específicamente thriller, terror y ciencia ficción‒ cuya organización, públicos y profesionales certifican otra visión del mundo del cine. Vale mencionar la importancia de este festival donde, entre otros directores, han estado presentes Guillermo del Toro, David Cronenberg, Luc Besson, Alex de la Iglesia, y cuyo galardón principal es el Cuervo de oro.

 

Al no trazar una agenda con anticipación, fui a una sola proyección. El filme que ofrecía el programa ese día fue Prey («Prooi», Dick Maas, 2016, Holanda), un estreno con la presencia del director. Prey se desarrolla en Ámsterdam donde un león ávido de carne humana anda suelto, luego nos enteramos que hay más de uno. Una experta veterinaria de un zoológico y un camarógrafo de noticias, ligados sentimentalmente, se involucran en la investigación y captura del felino. Las autoridades intentan solucionar el problema y recurren a un amateur de safaris quien perecerá en el intento de atrapar a la fiera. Luego, un experimentado cazador inglés, ex-pareja de la veterinaria, en silla de ruedas –de hecho, ha perdido una de sus piernas durante una de sus cacerías‒, es quien se hará cargo de la bestia. La estética sigue las reglas del género thriller con ciertos tintes de serie americana (sobre lo anterior, me refiero a C.S.I. Crimen Scene Investigation, aunque valdría decir que ha ocurrido lo inverso, las series han copiado recursos cinematográficos). En fin, suspenso, sangre, acción, efectos especiales y una dosis de humor negro se explayó en la gran pantalla del cine 1 del Bozar.

 

Según demanda la tradición del BIFFF, durante la proyección, el público interactúa con el filme mediante comentarios en voz alta, y así sucedió aquel sábado 15 de abril de 2017. En la sala, de entre la multitud surgieron voces cuyas frases se relacionaban con la historia: unas prevenían al protagonista de un suceso inminente, otras proferían comentarios como una suerte de apostillas, acotaciones, incluso reprobaciones por la actitud de ciertos personajes. Esas reacciones dependen del filme que se proyecte. Con respecto a esa sesión en particular pude disfrutar del filme y del ambiente generado por el público en la sala.

 

A modo de reflexión post-proyección, me percaté que asistí al BIFFF como un curioso o visitante neófito más que como un cinéfilo de ese tipo de películas o de festival. Marijke de Valck (2007), en una investigación empírica aplicada al Festival de Rotterdam, propone la distinción de públicos entre cinéfilos de películas ( film cinephiles) y cinéfilos de festivales (festival cinephiles), y especifica la dicotomía entre visitantes «experimentados» y «neófitos». De esta manera, distingue seis arquetipos de los cuales los tres primeros se relacionan con las películas y los tres siguientes con los festivales. Los cinéfilos de películas son: el seleccionador solitario (the lone list-maker) quien prepara su visita y de acuerdo a su gusto selecciona películas; el buscador destacado (the highlight seeker) igualmente prepara su visita, pero escucha consejos y asiste a lo más destacado del festival, y el especialista (the specialist) quien va a un programa o sección específicos. Mientras que los cinéfilos de festivales son: el visitante de ocio (the leisure visitor) o aquel que acude al festival como una actividad de esparcimiento y no se preocupa demasiado en la selección previa de películas; el turista social (the social tourist), en cambio, es el que considera al evento social como elemento central del festival y encarga la selección de películas a una persona de su grupo; finalmente, el voluntario (the volunteer) que trabaja para el festival y obtiene una experiencia personal como recompensa (De Valck 2007: 189).1

 

Durante el BIFFF 2017 concurrieron, sin duda, públicos heterogéneos, de entre los cuales sospecho, varios cinéfilos neófitos ‒como era mi caso‒, pero también estuvieron presentes los profesionales del campo: directores, productores, críticos y los cinéfilos expertos. No obstante, mi iniciación con ese festival tuvo la intención de echar un vistazo y conocerlo desde dentro al menos por unas horas. Es decir, estas son las consideraciones previas de una «pseudo-etnografía» que se plasma, de manera oblicua y sin pretensiones, en este breve texto. De cualquier forma, queda comprobado que los diferentes festivales atraen a cinéfilos experimentados o neófitos que por diversas circunstancias se congregan, cual feligreses, frente a la gran pantalla.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS
    Verano no miente

    Las nuevas tácticas para el desarrollo de un cine sustentable

    Ernesto Santisteban es un director de cine autodidacta que no cree en la educación académica. De hecho, se retiró de …

    Leer más

    Zoe

    Novedades Musicales

    Ahora que hemos pasado la mitad del año, es buen momento para hacer un repaso por las novedades que están …

    Leer más

    Ph: Carlos A. Maldonado. IG: @yeye.cm

    La Fiesta de la Música sorprende por su lineup poco sorprendente

    “Este año no hay bandas tan buenas” es la frase que circulaba por las calles y redes sociales de muchos …

    Leer más

    Ph: Heidi Carmona. IG: @heidiijd

    Un festival multiartes que sí Funka pero no revienta

    Los mexicanos Café Tacvba cerraron el Funka Fest, un festival guayaquileño de más de 13 horas lleno de artes y …

    Leer más

    Liz Zhingri

    Río Blanco: La crónica de un conflicto

    Para comprender y analizar el conflicto socioambiental que tiene lugar en la comunidad de Río Blanco, hacen falta ciertos elementos …

    Leer más

  • AGENDA REPÚBLICA SUR
  • ÚLTIMA EDICIÓN