El Bosque de Shiro

Cine & Series
Ago, 2019
Este artículo tuvo: 47 visitas, compártelo !
Compartir por Facebook Compartir por Twitter Compartir por mail

Artículos que te podría interesar



  • La aventura de vivir haciendo dibujitos

     

    Es grato tener como profesión a uno de mis mejores pasatiempos de mi infancia. Los adultos decían: «haciendo dibujitos…». Pues sí, ahora esa es mi profesión: pasar los días haciendo «dibujitos».

    Desde pequeño me encantaba dibujar, llenar cuadernos que, más que materia, tenían garabatos. Los libros escolares, los diccionarios y hasta la Biblia tenían mis primeras animaciones en los bordes: al pasar las páginas a gran velocidad los héroes cobraban vida, corrían o luchaban con espadas y otras armas. Esos bordes eran un universo de posibilidades para animar a mis personajes que no eran más que un típico «hombre de palitos»; podían pasar horas hasta que todo terminaba con el grito de algún profesor que me traía de vuelta al mundo. Mi vida se dividió entre ese mundo real y la fantasía.

    Con el tiempo me convertí en dibujante, ilustrador y animador. Entre las muchas historias que conocí, llegó a mí la del mítico pie grande, de quien solo se conoce el tamaño de sus huellas y se sabe que vive en las zonas boscosas de Norteamérica… o en las nieves de los Himalaya donde es conocido como Yeti. ¿Era probable que el mismo u otro monstruo semejante pudiera vivir en Los Andes? Lo cierto es que la mitología andina también tiene su propia versión: el Shiro. Claro que sus andanzas son producto más de nuestra historia precolombina que de las teorías gringas de conspiración.

    Shiro se instaló en la imaginación de mi niño interior, para crear la imagen de un héroe peludo y junto a él, una serie de aventuras animadas.

    Es así que mi idea de las hazañas de un «yeti andino», una alocada llama y un temeroso tigrillo se convirtió, con la dirección de Jairo Granda y la producción creativa de Johanna López, en el Bosque de Shiro, una serie web con episodios de corta duración y técnica stop motion.

    La exhibición de El Bosque de Shiro es transmedia, es decir, presentada en diversos soportes, para generar interación con el espectador. Este proyecto, en su etapa final, invita a desarrollar la creatividad y la imaginación de niñas y niños, haciendolos partícipes activos, mediante la creación de contenido audiovisual propio, que podrá ser subido y visto a través de varias plataformas.

    Como producto de la aventura creativa El Bosque de Shiro ganó los fondos concursables del ICCA 2019 (Instituto de Cine y Creación Audiovisal) en la categoría de animación y nuevos medios, esto que significó un reto personal y una gran alegría para el equipo. A este proceso se sumó la gestora cultural Daniela Fuentes, quien compartió su calidéz humana y profesional en un laboratorio de pitch previo a la presentación del proyecto ante el jurado calificador.

    Este triunfo nos abrio varias puertas y El Bosque de Shiro formó parte del stand oficial de Ecuador en el Festival Internacional de Cine de Animación Annecy 2019 (Francia), el referente más importante a nivel mundial en su clase y con un potente mercado para procesos de coproducción, compra, venta, financiamiento y distribución de contenidos audiovisuales. En el mes de junio acudieron al festival la productora, el director y nuestro querido Shiro con el objetivo de generar nexos internacionales en beneficio del proyecto.

    Estos cortos episodios animados cuentan de una manera ligera y graciosa las aventuras de Shiro, Razu y Catagua, tres seres míticos creados por la Madre Naturaleza (Pachamama) que viven en la profundidad de la Cordillera de los Andes. El deber de estos personajes, que aún son niños, es proteger su hogar, el bosque, de todo lo que lo ponga en peligro. Pese a su corta edad y falta de experiencia, con el apoyo del árbol Amauta, un viejo sabio que aconsejará como un guía a Shiro y sus amigos, ellos terminarán aprendiendo en sus vivencias diarias, las consecuencias que puede traer la destrucción de la naturaleza y de esta manera nos enseñarán a cuidarla y respetarla, a entender la importancia de su conservación.

    Shiro es un «pie grande andino», su nombre viene de las leyendas que, transmitidas mediante la oralidad en las provincias de Azuay y Loja, cuentan el mito de un monstruo grande y cubierto de pelo, con aspecto de un gran simio que aterroriza a la gente llevándose a las mujeres y a los niños de las poblaciones cercanas hasta los bosques donde habita. Con base en aquella idea de un ser perverso y temido, buscamos crear un personaje completamente opuesto que pueda encarar a los estereotipos: un Shiro bondadoso y protector de la Pachamama que tiene mucho que aprender.

    El universo donde se desarrolla la historia se basa en los paisajes del macizo del Cajas. En el interior de este bosque habita un «abuelito», un ser de 500 años de edad, el árbol Amauta que es quien guiará a Shiro en su travesía por convertirse en el protector del bosque. Este personaje encarna nuestras tradiciones ancetrales que valorizan y respetan el conocimiento de los ancianos, ya que ellos son quienes tienen más experiencia de vida y son considerados sabios, en la lengua kichwa, amautakuna.

    Para Shiro es importante el valor de la amistad. El menor de sus camaradas, el tigrillo Razu, es temeroso, simpático y muy inteligente; también es amigo de Catagua, una llama andina extrovertida e inquieta, y aunque es imprudente, siempre dispuesta a ayudar. Debido a la ingenuidad del pequeño Shiro, él y sus inseparables compañeros se meterán en un sinnúmero de líos que aprenderán a resolver juntos.

    Como parte de mi trabajo como animador, he podido realizar trabajos dentro y fuera del Ecuador, tanto en animación tradicional con ilustraciones fotograma a fotograma, como en motion graphic, animaciones con movimientos ralentizados. Cuando decidí aventurarme en la técnica stop motion participé en Pirulos, un programa infantil que se transmitió en Ecuador TV. En calidad de director de arte constaté la versatilidad y el detalle visual de esta técnica que, si bien es algo «tediosa» por el tiempo que toma mover a los modelos para cada fotografía que formará la animación, los resultados pueden llegar a ser impresionantes. Los personajes cobran vida entre movimientos, texturas y elementos tridimencionales que hacen que las composiciones visuales sean un deleite para el espectador niño o adulto. Esto fue lo que nos motivó como equipo a presentar una propuesta de animación cercana a la artesanía, una técnica tan tradicional y sumamente rica, que a pesar de su aparente sencillez aún nos tiene rompiéndonos la cabeza.

    Nuestro proyecto se encuentra en fase de desarrollo y nos ha permitido acercarnos a las instituciones públicas y privadas para conseguir el financiamiento faltante para culminar la producción que esperamos dure unos doce meses.

    Es así que, entre dibujos, colores, figuras y fondos, trabajamos entusiasmados para poder ser un comienzo y un referente de animación stop motion desde el sur del país y alcanzar no solo al público infantil, al que está dirigido el proyecto, sino también a adultos. Ojalá todos podamos sentir y compartir la ilusión con la que se está realizando cada capítulo, cada aventura, cada detalle. Esperamos también tener la confianza de las entidades públicas y privadas para lograr llegar a buen puerto con esta idea que además tiene corazón y sello cuencano.

    Fuente: El Mercurio. Der.iz.: Jairo Granda, Johanna López y Sebastián Pacheco


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • NUEVOS
    Fuente: Unsión TV

    Juan Andrade Polo: “Cada recurso que tenemos lo hemos multiplicado”

    Festival Escenarios del Mundo está celebrando su decimotercera edición y Juan Andrade, director y curador del festival, hace gala con …

    Leer más

    Escenarios del Mundo: Una visión panorámica al teatro

    Después de hacerse acreedor a la presea de Festival Emblemático del Ecuador, del Ministerio de Cultura y Patrimonio, este 25 …

    Leer más

    Autor: Jean-Baptiste Marie Pierre

    LA VIRGEN

    Después de hacer el amor, la Virgen tiene sed. Desnuda, va hasta el pozo, recoge la cuerda y bebe del …

    Leer más

    Ph: El Mercurio

    El Bosque de Shiro

    La aventura de vivir haciendo dibujitos
     

    Es grato tener como profesión a uno de mis mejores pasatiempos de mi infancia. Los …

    Leer más

  • ÚLTIMA EDICIÓN